Posteado por: BPP | junio 12, 2008

Las víboras de Centroamérica

Las víboras de Centroamérica

Familia Viperidae

Kohler. 2003 (Pág. 291- 292 y 312-315)

La familia Viperidae son consideradas todas las serpientes venenosas que poseen grandes colmillos huecos, con forma de cánula y movibles en un alto grado. Casi 160 especies de ellas se caracterizan por tener un receptor sensible al infrarrojo debajo de los ojos (foseta loreal) con la que detectan las diferencias en la temperatura ambiente y a sus presas o depredadores potenciales; éstas son clasifi­cadas dentro de la subfamilia Crotalinae (crótalos), a la cual pertenecen todas las víboras centroamericanas. Las fosetas loreales son órganos termosensores que se encuentran en una depresión situada entre el ojo y el agujero de la nariz. Sirven a las serpientes para localizar presas que desprenden calor, como por ejemplo pequeños mamíferos. Todas las víboras poseen un aparato de inyección del veneno evolutivamente muy avanzado. Los largos colmillos venenosos los esconden en una bolsa de piel y son erigidos al momento de morder. El veneno de la mayoría de víboras actúa destruyendo la sangre y los tejidos, la de algunas especies (por ejemplo el cas­cabel sudamericana, Crotalus durissus terrificus) es también fuertemente neurotóxico. Con excepción de la matabuey (Lachesis muta), que se reproduce por huevos, todos los otros crótalos del Nuevo Mundo dan a luz juveniles completamente desarrollados.

Clave para la identificación de los géneros de víboras de Centroamérica (Viperidae)

1 a Cascabel en el extremo de la cola

…………………………………………………………………….Crotalus (Cascabel)

b Extremo de la cola sin cascabel

…………………………………………………………………….2

2 a Lado inferior de la punta de la cola con 4-5 hileras de escamas angostas con forma de púa

…………………………………………………………………….Lachesis (Verrugosa, Mata buey)

b Lado inferior de la punta de la cola con 1-2 hileras de escamas relativamente anchas……………………………………………………………..3

3 a Hocico cubierto con escudos grandes y simétricos

…………………………………………………………………….Agkistrodon

b Hocico cubierto con escamas pequeñas e irregulares

…………………………………………………………………….4

4 a Todas o la mayoría de subcaudales en parejas

…………………………………………………………………….Bothrops (Víbora equis, “X”, barba amarilla)

b Todas o la mayoría de las subcaudales impares

…………………………………………………………………….5

5 a Escamas del párpado agrandadas en forma de púa y elevadas

…………………………………………………………………….Bothriechis (en parte)(Víbora de pestaña, víbora arbórea)

b Escamas del párpado no agrandadas ni elevadas

…………………………………………………………………….6

6 a Coloración verde uniforme (en vida) o azul (en conservación); arborícola con cola prensil

…………………………………………………………………….Bothriechis (en parte) (Víbora de pestaña, víbora arbórea)

b Color de fondo marrón rojizo, gris o marrón; de costumbres terrestres y sin cola prensil……………………………………………………………….7

7 a Dibujo dorsal generalmente formado de manchas oscuras paravertebrales opuestas o alter­nadas y una franja vertebral clara

…………………………………………………………………….Porthidium (Patoca en Panamá)

b Dibujo dorsal diferente (a menudo con una banda oscura sinuosa)

…………………………………………………………………….8

8 a De 1 a 7 escamas entre las supraoculares; escamas del cuerpo aquilladas pero no tan ásperas, de 19 a 23 hileras dorsales en la mitad del cuerpo

…………………………………………………………………….Cerrophidion

b De 9 a 12 escamas entre las supraoculares; escamas del cuerpo muy ásperas; de 23 a 31 hileras dorsales en la mitad del cuerpo

…………………………………………………………………….Atropoides (Mano de Pilón en Panamá)

—————————————-

Mordedura de Serpiente –

Prevención y primeros auxilios

Las serpientes del trópico constituyen un riesgo para la salud que no debe ser dejado fuera de consideración. En Centroamérica, las casos de muerte por mordeduras de serpiente son más frecuentes entre la gente nativa, ocurriendo éstos con más frecuen­cia entre la población que trabaja en el campo. Los accidentes provocados por vipéridos (Bothrops asper en la mayoría de los casos) son los que poseen la mortalidad más elevada (HARDY 1994).

El riesgo de una mordedura de serpiente se puede disminuir tomando las precauciones adecuadas. Un estudio de la incidencia de mordeduras de serpiente entre biólogos de campo provee evidencia de que el riesgo de llegar a ser mordido por crótalos es bajo, aún en áreas con una población grande de los mismos. La seguridad aumenta con el uso de equipo adecuado y precauciones dentro del biotopo de las serpientes.

Indicaciones de seguridad

Vestimenda adecuada: pantalones largos y anchos, calzado adecuado, de preferencia botas de hule, y un sombrero para protegerse de serpientes arborícolas. No obstante, una víbora grande puede morder a tra­vés de las botas de hule. Pase únicamente por áreas donde es seguro que no hay serpientes; no camine a través de matorrales densos o pasto alto. De la misma manera, cerciórese de que no hay serpientes debajo de troncos caídos antes de caminar sobre ellos. Apóyese en troncos o ramas únicamente después de haberse asegurado de que no hay serpientes presentes. A menos que se mueva, una víbora puede resultar prácticamente imposible de detectar debido a su coloración críptica. Los ojos de las víboras reflejan la luz muy fácilmente y en la oscuridad pueden ser enfocadas con una linterna desde una distancia de varios metros. Cuando se encare repentinamente con una serpiente es muy importante que permanezca tan inmóvil como sea posible; las serpientes ven poco y sólo tiran dentelladas en la dirección de un objeto en movimiento. Se debe evitar a toda costa hacer movimientos repentinos y hay que retirarse calmadamente.

Recomendaciones para el tratamiento

La reacción psicológica de la víctima influye de manera decisiva en el desenlace del envenenamiento. A la víctima se la debe alentar para que permanezca en calma y no sienta pánico. Bajo ninguna cir­cunstancia debe dejarse solo al accidenta­do. La extremidad afectada debe ser inmo­vilizada apropiadamente (brazo en un cabestrillo, pierna con tablilla) para demo­rar la difusión del veneno. Se deben quitar inmediatamente anillos y brazaletes para evitar extrangulamientos de la circulación cuando se produzca hinchazón. De ser posi­ble la serpiente debe ser identificada para poder determinar la terapia específica. Se debe intentar capturar y matar al animal únicamente si no existe riesgo para la víc­tima o quien auxilia. Un corto resumen de las circunstancias en las que ocurrió el accidente, la evolución del cuadro clínico, información acerca de la víctima, cualquier evidencia, observaciones personales, medi­das tomadas, etc. pueden ser de ayuda para el posterior tratamiento. Debido a posibles complicaciones, toda medida terapéutica deberá ser tomada únicamente por un médico. Un antídoto es la única terapia efi­caz contra la mordedura venenosa de una serpiente. La gente no entendida en la materia suele pensar que una vez adminis­trado el antídoto el paciente está fuera de peligro. Sin embargo, el uso del antídoto no es libre de riesgo. Dado el caso, un pacien­te puede desarrollar síntomas de shock anafiláctico: hinchazón en la cara, disnea, presión baja y palidez. Es por ello que un antídoto nunca debe ser administrado bajo condiciones de campo, ya que los posibles efectos secundarios pueden resultar morta­les. Contrario a las recomendaciones de hardy (1994) la administración intramus­cular del antídoto es de poca utilidad. La inmunoglobulina no puede penetrar lo suficientemente rápido por el tejido mus­cular para entrar al sistema circulatorio y neutralizar las toxinas que permanecen en el torrente sanguíneo (MEES 2000).

Diversos botiquines de primeros auxilios para mordeduras de serpiente pueden obtenerse en el mercado, por ejemplo “Sawyer Extractor” o “Aspivenin”. Estos dos han demostrado ser prácticamente inútiles bajo condiciones de campo (D. mees com. pers. 2000). Este tipo de extractores puede lastimar y de hecho ser peli­grosos en situaciones en las que el veneno produce un efecto anticoagulante en la sangre ya que se puede producir una hemorragia. Existe la falsa creencia popu­lar, de que el veneno puede ser eliminado cortando el tejido alrededor de la mordida (por ejemplo amputando un dedo o hacien­do una incisión en la piel). La mayoría de las intervenciones quirúrgicas en casos de mordedura de serpiente realmente causan más daño y retardan o evitan completa­mente el proceso de curación. (MEES 2000).

En ningún caso se debe realizar en la heri­da incisión o excisión alguna, ni exprimir o succionar la región afectada (véase también “botiquines para mordedura de serpi­ente”). Estas medidas a menudo dañan los vasos mayores y permiten que el veneno se distribuya más rápidamente por el sistema circulatorio. También existe el riesgo de infección secundaria además de que al dañar al tejido se puede producir una hemorragia, en caso que el veneno posea un efecto anticoagulante.

El veneno de la mayoría de los crótalos pro­mueve la coagulación pero, paradójicamen­te, produce una hemorragia. La coagula­ción sanguínea falla de modo secundario debido al consumo total de los factores de coagulación, que ocurre simultáneamente con una fibrinolísis propia del cuerpo (para evitar una trombosis).

Comprimir la extremidad afectada no es recomendable debido a que ello perturba el flujo de sangre y conduce a daño de los teji­dos. También es desaconsejable calentar extremadamente (cauterización) o enfria: la herida. Aplicación o inyección de reme­dios caseros, administración de alcohol c café o la ingestión de comida (lo que puede causar vómito) son medidas contraindica­das. La aplicación de un vendaje a presiór no es recomendable debido a que precisa­mente la mordedura de víbora causa bastante hinchazón y la circulación san­guínea puede verse interrumpida (D. mees com. pers. 2000).

Serpientes opistoglifas

Un orden de colúbridos produce una secre­ción -que en numerosas especies es alta­mente tóxica- en la glándula Duvernoy, que se encuentra situada en la mandíbula superior. La serpiente denominada opisto-glifa posee colmillos agrandados y acana­lados en la parte posterior de la mandíbu­la superior, lo que le permite inyectar esta secreción en sus presas o posibles preda-dores. Mientras numerosas mordeduras de serpientes opistoglifas del Viejo Mundo son consideradas como mortales (por ejem­plo la de la boomslang, Dispholidus typus), en Centroamérica no son conocidos casos mortales debidos a envenenamiento por mordedura de serpientes opistoglifas (MiNTON 1990).

Sin embargo, no a todas las serpientes opistoglifas de Centroamérica se las debe con­siderar completamente inofensivas ya que ciertas especies (por ejemplo Coniophanes spp., Conophis spp., Pliocercus spp., Xenodon spp.) producen un veneno bastan­te potente que no solamente produce sín­tomas locales (dolor e hinchazón) sino también efectos tóxicos sistémicos (dolor de cabeza y hemorragia persistente) (minton & mees 1978, greene 1997). Para evitar mordeduras de serpiente opistoglifa, estos animales deben ser mani­pulados, dado el caso, con guantes de cuero y vestimenta de mangas largas.

Edición digital para dominio Público: Centro de Estudios de Recursos Bióticos, Universidad de Panamá

El CEREB recomienda, especialmemte a los biólogos de campo y médicos que atienden mordeduras de serpientes la compra del libro del Dr. Gunther, el cual es una magnífica obra científica, completamente ilustrada.


Referencias:

Gunther Kohler. 2003. Reptiles de Centroamérica. Herpeton Verlag. Alemania. Pág. 291- 292 y 312-315.

Consulte para Panamá un extracto del CIIMET sobre serpientes venenosas de Panamá.


Responses

  1. no maNCHES

  2. gracias me re contra sirvio.

    sigas imformando mas. pra q la gente empieze a tener preceuciones. especialmente la gente del campo.

    suerte exitos..

    besotes

  3. q.tal soy wilfrido me encariera seber sobre una culebra de color chocolate con manchas oacura se conose como PATOCA LA CUAL MORDIO A MI MASCOTA Y LA MATO ENSEGIDA Q DEBO HACER EN CASO DE QUE PIQUE A UNA PERSONA YA QUE TENGO A 2 NIÑAS EN LA CASA Y 2 MASCOTAS MAS

  4. Hola que tal vivo en el corregimiento de arraijan un por casualidad encontre una boa constrictora anam tiene algun lugar donde la pueda llevar para futuros estudios o conservacion… su respuesta sera muy apreciadas. la naturaleza no la cuida uno la cuidamos todos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: