Posteado por: BPP | abril 13, 2008

Peces de las cuencas de Río Indio, Coclé del Norte y Caño Sucio

Peces de las cuencas de Río Indio y Río Coclé del Norte[1]

por: Consorcio TLBG / UP /STRI

Autoridad del Canal de Panamá

INTRODUCCIÓN

En Panamá se han registrado aproximadamente 190 especies de agua dulce, de las cuales 56 son endémicas en la Región Occidental se registraron 46 durante este estudio, de estas últimas 30 son de interés especial: 24 de interés como alimento, tres raras, dos no determinadas, una se considera el primer registro para el área.

DIVERSIDAD POR ESTACIÓN

Los estudios sobre peces de ríos en Panamá se iniciaron a principios del siglo XX, siendo el tema principal la distribución zoogeográfica. Entre los primeros científicos que desarrollaron investigaciones se pueden mencionar a Meek & Hildebrand (1912- 1916), Hildebrand (1928, 1938) y recientemente Loftin (1965). Otros estudios de peces de río que se pueden mencionar son los de Breder (1925), Myers (1927), Behre (1928), incluyendo análisis taxonómico de Fink & Weitzman (1974) y Bussing (1988). Estos investigadores ubicaron 146 especies en 13 familias, las cuales están localizadas en las cuencas que vierten al Océano Pacífico. Estas especies están aisladas en ríos y quebradas que pueden promover la separación evolutiva de los ancestros originales.Los peces de agua dulce pueden clasificarse de acuerdo a su tolerancia fisiológica, a la salinidad y a su origen (Villa,1982):

  1. Peces de agua dulce primarios son aquellos que evolucionaron en agua dulce y no toleran agua salobre.
  2. Peces secundarios son aquellas especies que evolucionaron en agua dulce a partir de grupos marinos y por lo tanto son capaces de tolerar agua salobre.
  3. Peces periféricos o de transición son peces de origen marino que habitan en agua dulce, ya sea continuamente, esporádicamente o estacionalmente.

Utilizando la clasificación anterior, se agruparon los peces colectados en este estudio en las categorías fisiológicas apropiadas (primario, secundario, periférico). En el Cuadro 1 muestra la lista de especies periféricas que se encontraron en la región estudiada.

CUADRO 1

LISTA DE ESPECIES PERIFÉRICAS COLECTADAS EN LA REGIÓN OCCIDENTAL

  1. Agonostomus monticola
  2. Anchoa sp.
  3. Anguilla rostrata
  4. Atherinella chagresi
  5. Awaous banana
  6. Caranx latus
  7. Eleotris amblyopsis
  8. Eleotris pisonis
  9. Gobiesox nudus
  10. Gobiomorus dormitor
  11. Gobionellus sp.
  12. Joturus pichardi
  13. Microphis brachyurus
  14. Pomadasys crocro
  15. Pseudophallus mindii
  16. Sicydium altum

El número de especies periféricas en agua dulce disminuye a medida que la elevación aumenta. Después de los 30 m de elevación, el número de especies periféricas disminuye drásticamente.

Esto refleja la importancia de las tierras bajas y costeras para las especies periféricas.

No se encontró ningún patrón consistente con preferencia de sitios para estas especies, ya que todos los sitios, con excepción de un sólo rió/sitio, presentaron más de una especie periférica durante ambas estaciones de muestreo. El número promedio de especies periféricas fue de 4% por esfuerzo de muestreo.

Un número pequeño de especies tienen ciclos de vida que requieren pasar tiempo tanto en el océano como en agua dulce. McDowall (1987) clasificó estas especies como “diádromos” y definió diadromía como “ fenómeno migratorio especializado de peces que requiere migraciones regulares, estacionales o más o menos obligatorias entre aguas dulce y marina.”:

Anguilla rostrata, una especie que se encontró a elevaciones baja en Coclé del Norte, pasa la mayor parte de su ciclo de vida en agua dulce, pero migra al mar para reproducirse (Bussing, 1998).

Especimenes de A. rostrata se encuentran en agua dulce generalmente entre 0 y 20 m de elevación (Bussing 1998) y en las costas de Bahamas se han encontrado especimenes que migran hasta profundidades de 2000 m en el mar (Robins et al. 1979) Caranx latus, conocido comúnmente como jurel, es una especie con gran afinidad por agua dulce y de mareas (Bussing 1998), y fue capturada solo en las estación seca a elevaciones bajas en los ríos Coclé del Norte y Miguel de la Borda/Caño Sucio.

Pomadasys crocro fue colectado en 40% de los sitios durante la estación lluviosa, y sólo se colectó en un sitio durante la estación seca. Perteneciente a la familia Haemulidae, esta familia se caracteriza por la formación de cardúmenes en aguas costeras cerca de los arrecifes de coral. (Bussing 1998).

La estacionalidad afecta ciertas especies pero no afecta la composición de las comunidades de peces. Como lo indicara Mathews (1998), los patrones de comportamiento que incluyen movimiento diarios o por estación o migraciones a largas distancias representan un comportamiento natural “autoecológico” que no es influenciado por otras especies de peces.

Las migraciones obligatorias incluyen movimientos longitudinales de elevaciones altas a bajas, de bajas a altas y también peces marinos que entran y salen del agua dulce (Mathews 1998).

Algunas especies de peces marinos dependen del agua dulce para completar sus ciclos de vida y por lo tanto son factores importantes para la ecología de los ríos.

Finalmente, cabe destacar que no todas las migraciones están relacionadas a la reproducción, ya que algunas especies migran en busca de mejores nichos.

DIVERSIDAD DE ESPECIES Y CALIDAD DE HÁBITAT POR SITIO

El índice de diversidad de Simpson (1/D), mostró que la mayoría de los sitios fluctuaba entre las dos estaciones. El índice de diversidad de Simpson indica la relación entre riqueza o número de especies y la abundancia o número de individuos por especies en cualquier sitio dado. Entre más alto es el valor, mayor la diversidad. La fluctuación entre las dos estaciones se explica ya que el índice es sensitivo al número de individuos capturados. Uno de los factores que afectó el número de individuos colectados por sitio es la variación en los patrones diarios de clima lo cual es más evidente durante la estación lluviosa. La lluvia durante el muestreo afectó notablemente la eficiencia del muestreo y el número de individuos que pueden ser capturados. Dado el hecho de que existe cierto nivel de subjetividad en la técnica de muestreo, se recomienda tomar el índice de Simpson más bien como una guía. Sin embargo, se estima que la manera más exacta de evaluar los sitios es de acuerdo a la diversidad alfa (número de especies).

Las medidas de calidad de hábitat no divergieron considerablemente entre las dos estaciones excepto para el sitio #11 en Coclé del Norte. Esto se debió a la desecación del sitio donde el flujo limitado del arroyo y la presencia de cambios de marea pareciera ejercer su efecto en el arroyo Al regresar al sitio #13 en Coclé del Norte durante la estación seca, parte del área había sido drásticamente alterada debido a la tala de árboles para propósitos de agricultura. Los sitios de tierra baja adyacentes a los estuarios estaban característicamente limitados a distintos regímenes de agua y aparentemente bajo más presión de alteraciones antropogénicas. Uno de los factores que más afecto las medidas de calidad de hábitat de los sitios fue la influencia antropogénica en la zona ribereña. El resultado es el deterioro de la composición de los arroyos y la deposición de sedimentos finos sobre el fondo, y menos cubierta boscosa sobre el arroyo.

Lo primero reduce el hábitat para los organismos acuáticos. Lo segundo afecta la temperatura del agua, lo cual disminuye la cantidad de oxigeno disuelto. La riqueza de especies, conocida como diversidad alfa, está representada por el número total de especies entre las dos estaciones (Figura 5.1-28) Finalmente, se ordenaron lo sitios de acuerdo a su medida de calidad de hábitat y a su diversidad alfa para obtener una idea conceptual de como los sitios se comparaban entre si. La Figura 5.1-28 grafica la diversidad alfa combinando las dos estaciones. El número de especies varió de 10 a 22, y la media fue cerca de 17. Generalmente los sitios de tierra baja cercanos a los estuarios y los sitios de tierras altas mostraron un número menor de especies. La mayor parte de los sitios en Coclé del Norte presentaron más de 17 especies.

ESTACIONALIDAD, MIGRACIÓN Y ESPECIES MARINAS

Los peces de agua dulce tienen patrones de comportamiento que incluyen movimiento diarios o por estación o migraciones a largas distancias (Mathews, 1998). Mathews (1998) calificó este comportamiento natural como “autoecológico”, ya que no es influenciado por otras especies de peces. El comportamiento migratorio de algunas especies se da en respuesta a la estacionalidad reproductiva en aguas tropicales (Lowe-McConnel 1987). Sin embargo, algunas migraciones estacionales no están relacionadas al desove sino a las búsquedas de ambientes óptimos (Mathews 1998).

La migración estacional en las aguas tropicales usualmente coincide con temporalidad (estación seca o lluviosa) (Lowe-McConnel 1987). Se muestrearon los sitios durante la estación lluviosa y la estación seca para probar si existía una diferencia significativa en la composición y distribución de las especies. Un conjunto de peces, según Mathews (1998), se define como “grupo de especies que ocurren juntas en un solo lugar, de manera tal que tienen al menos una oportunidad razonable para contacto diario unas con otras”. La prueba de Mantel fue utilizada para indicar tendencias estacionales anuales en composición de especies por sitio basados en la presencia/ausencia de las especies. La hipótesis nula es que no existen diferencias estacionales en composición de especies.

La prueba de Mantel mostró que no existen diferencias significativas en la composición de especies entre la estación lluviosa y la estación seca (P<0.001, Mantel valor r = 0.6121). Estos resultados indican que, a nivel de comunidades, la composición de especies permanece igual en ambas estaciones.

Sin embargo, esta prueba no es sensitiva a cambios en especies individuales y no refleja migración ni cambios de hábitat para ciertas especies de peces durante el año.

Se conoce que ciertas especies migran estacionalmente a lo largo del gradiente longitudinal. La especie Joturus pichardi llega a habitar en ríos a altitudes de 600 m. Sin embargo, su ciclo de vida incluye migraciones hasta áreas costeras para reproducirse (Bussing, 1998). En este estudio, durante la estación seca solo se encontraron especimenes de Joturus pichardi a elevaciones bajas, mientras que en la estación lluviosa se encontraron especimenes en 20% de los sitios entre elevaciones de 15 a 140 m.

Otras especies que migran para su reproducción son las especies en el género Brycon.

Similaridad en ecología con Brycon behreae de Costa Rica indica que es probable que especies en este género migren corriente arriba para encontrar tributarios pequeños para reproducirse (Bussing, 1998).

GRADIENTES DE ELEVACIÓN Y RIQUEZA DE ESPECIES

La mayoría de los sistemas acuáticos comienzan con corrientes pequeñas y aumentan longitudinalmente en tamaño. Generalmente, el resultado del aumento de tamaño de la corriente es un aumento progresivo en números de especies río abajo (Horowitz, 1978).

Numerosos estudios han tratado el porqué este patrón es constante y han concluido que la diversidad del hábitat, la moderación de condiciones ambientales y simplemente un aumento en el espacio habitable contribuyen al aumento de la diversidad de especies (&Karr 1978, Maurakis et al. 1987, Rahel y Hubert 1991, Mathews 1998 de Gorman). A continuación se presenta un breve análisis del patrón de distribución longitudinal de los peces en la región estudiada.

Utilizando mapas topográficos y el altímetro de los hidrólogos, se clasificaron los sitios muestreados en las siguientes categorías altitudinales: 0 a 15 como 15 m, 15 a 30 como 30, 30 a 60 como 60, sitios que se extienden a partir del 130 a 180 como 140 y de finalmente 600. No se hizo ninguna distinción entre las tres cuencas.

Los resultados obtenidos resultados concuerdan con Horowitz (1978) ya que se encuentra un aumento en números de especies corriente abajo. Sin embargo, el aumento continuo en riqueza de especies se detuvo a los 30 m donde se alcanzó la riqueza máxima. Welcomme (1985) indicó que el aumento de especies río abajo es el patrón que prevalece en las corrientes tropicales que carecen discontinuidades.

Los resultados de distribución de especies obtenidas en este estudio, apoyan estas generalizaciones. Sin embargo, se encontraron algunas excepciones como las siguientes especies que solo se encontraron en elevaciones altas: Rhamdia Laticauda, Leptoancistrus canensis.

HETEROGENEIDAD ESPACIAL

Los patrones longitudinales en ecología de ríos y arroyos muestran que en general hay incremento en riqueza de especies que va progresivamente desde la cabecera hasta la desembocadura de los ríos (Horowitz 1978). El aumento en el número de especies en las partes bajas de los ríos puede explicarse por diversidad de hábitat, condiciones ambientales moderadas y un incremento del espacio habitable (Gorman &Karr 1978, Maturakis et al. 1987, Rahel & Hubert 1991, Mathews 1998). Los patrones longitudinales en el área estudiada muestran que la riqueza de especies en el área sigue la generalización de Horowitz (1978).

Otro factor importante en el estudio de la ecología de los ríos y arroyos es la latitud es otro factor importante en la distribución de peces de agua dulce en una escala regional. La dispersión latitudinal de peces de agua dulce depende de la interconectividad entre los cauces de agua y representa una barrera para la migración lateral. Limitaciones de dispersión entre ríos adyacentes se pueden contrarestar a través de inundaciones en las tierras bajas. Tanto la longitud como la latitud son factores integrales que deben ser considerados cuando se estudia la

distribución de los peces.

Para probar cuan importante son la longitud y la latitud en la distribución de las especies, se asumió que las distancias entre los sitios en esta región se asocian con diferencias en la fauna entre sitios. Se convirtieron las coordenadas de Sistema Global de Posicionamiento (GPS por sus siglas en inglés) a distancia (kilómetros) entre sitios. El índice de disimilaridad se obtuvo por medio del recíproco de índice de Jaccard. Utilizando un análisis de regresión simple, se grafican las dos variables (Figura 5.1-33). Los resultados muestran una fuerte correlación entre la disimilaridad en composición de fauna y la distancia. (R2=0.168, P<0.001).

La distancia longitudinal en espacio es un factor importante en la composición de las comunidades de peces de agua dulce. Sin embargo, la latitud es igualmente importante para entender la heterogeneidad espacial de la composición de peces de agua dulce en una escala regional. A pesar de que el área estudiada mostró alta similaridad entre los ríos, la distancia entre cualquier punto al azar dentro de la Cuenca es crítica para entender la composición de las especies y su endemicidad en la región.

COMPARACIÓN ENTRE LAS CUENCAS

El surgimiento del Istmo de Panamá hace aproximadamente 3.5 millones de años propició un evento conocido como el Gran Intercambio Americano. Panamá ha sido geográficamente importante para el intercambio intercontinental de la flora y de la fauna entre América del Norte y del Sur (Marshall et. al, 1979). Este intercambio fue de gran importancia para los peces de agua dulce en América Central ya que su origen histórico proviene de la migración de peces de América del Sur (Bermingham y Martin 1998; Bussing, 1985; Loftin, 1965; Myers, 1966). En contraste, la distribución en América Central de la mayoría de los peces de agua dulce norteamericanos alcanza solamente el norte de Guatemala (Miller, 1966, Myers 1966).

La dispersión de peces de agua dulce depende de la conectividad entre ríos, lo cual puede representar una barrera para la migración a grandes distancias. Los ríos en Panamá son característicamente cortos, escarpados con curso directo desde las cabeceras de los ríos al mar y en el Caribe esto es más pronunciado que en el Pacífico. Los ríos de la vertiente del Caribe de Panamá parecen tener mayores niveles de diversidad genética si se comparan con la vertiente Pacifica (Bermingham y Martín 1998). Una posible explicación para esta observación es el hecho de que la dispersión entre los ríos en la vertiente del Caribe es más difícil que en la vertiente Pacífica, por lo tanto se espera mayor endemismo en los ríos que desembocan en el Atlántico. Para obtener una mejor perspectiva del nivel de endemismo en el área, se compararon las especies en el área estudiada.

El cuadro 2 enumera las especies que son únicas para cada una de las tres cuencas estudiadas, basada en la base de datos de los especialistas. La información que se presenta en este análisis es la combinación de datos obtenidos durante este estudio y trabajos previamente realizados en el área estudiada. El número total de especies fue 40 para río Indio, 38 para Miguel de la Borda, y 46 para Coclé del Norte . Es interesante notar que, de las tres cuencas, el 13% de las especies de Coclé del Norte son endémicas y únicas.

Cuadro 2. Especies locales únicas entre las tres cuencas estudiadas

Río Indio

Bryconamericus obscurus

Río Miguel de la Borda

Anchoa sp.

Pimelodella chagresi

Río Coclé del Norte

Astyanax ruberrimus

Brachyrhaphis episcopi

Brycon sp.

Eucinostomus sp.

Gobiesox nudus

Hypostomus panamensis

Se utilizó el índice de Jaccard para investigar los niveles de similaridad entre las tres cuencas (cuadro 5.1-32). Los resultados muestran los niveles de similaridad mayores se encontraron entre río Indio y río Miguel de la Borda/Caño Sucio (Índice de Jaccard = 0.7727), mientras que el Río Coclé del Norte es igualmente similar a río Indio y río Miguel de la Borda/Caño Sucio (Índice de Jaccard = 0.7347).

Se realizaron análisis adicionales incluyendo al río Chagres como grupo externo. La riqueza total de especies en el río Chagres es cuarenta, 30% de los cuales son únicos para este río.

En interesante observar que Coclé Del Norte tiene más riqueza de especies que Chagres (46 en Coclé del Norte, 40 en Chagres).

Los resultados revelan:

  1. Baja similaridad entre río Chagres y cuencas adyacentes
  2. Los ríos Miguel de la Borda/Caño Sucio e Indio presenta un índice de similaridad igual cuando se comparan con el Chagres
  3. El río Coclé del Norte y el Río Chagres presenta índice de similaridad ligeramente mayor.
  4. El análisis de agrupamiento basado el índice de Jaccard ilustra la relación entre las cuencas (Figura 5.1-34).

  1. La composición de peces de río Indio y Miguel de la Borda/Caño Sucio es muy similar.
  2. La diferencia comparativa entre estas y la cuenca de Coclé del Norte es levemente más baja.
  3. De las cuatro cuencas utilizadas para este análisis, el río Coclé del Norte parece tener la riqueza más alta en especies.

Los resultados indican que la Región Occidental de la Cuenca del Canal representa un área única y diferente si se compara con la Región Oriental.

ANÁLISIS DE DISTRIBUCIÓN DE ESPECIES POR SISTEMAS HÍDRICOS

Uno de los análisis realizados fue la determinación de la distribución de especies de acuerdo a los sistemas hídricos identificados en la Región Occidental. Este análisis es de importancia ya que permite identificar las especies ocurren en más de un sistema hídrico y las especies únicas a un determinado sistema hídrico. Desde el punto de vista biológico y ecológico, esto permite realizar una mejor caracterización de la fauna biológica y es indicativo del nivel de endemicidad en cada uno de los sistemas hídricos.

Es importante notar que de las 44 especies que se colectaron en la Región Occidental, seis especies ocurren de manera única en uno de los cuatro Sistemas Hídricos definidos de la siguiente manera: tres especies son únicas para Sistema Hídrico de Bajura de Corriente Lenta; una especie es única para Sistema Hídrico de Bajura de Corriente Rápida; una especie es única para Sistema Hídrico de Altura; una especie es única para Sistema Hídrico Estuarino. Estas especies son:

Sistema Hídrico

Familia

Género

Especie

SHBCL

Characidae

Brycon

sp.

SHBCL

Erythrinidae

Hoplias

microlepis

SHBCL

Poeciliidae

Brachyrhaphis

episcopi

SHBCR

Pimelodidae

Pimelodella

chagresi

SHE

Engraulidae

Anchoviella

elongata

SHA

Loricariidae

Leptoancistrus

canensis

Fuente: Elaborado por el Consorcio

SHBCL=Sistema Hídrico de Bajura de Corriente Lenta

SHBCL=Sistema Hídrico de Bajura de Corriente Rápida

SHA=Sistema Hídrico de Altura

SHE=Sistema Hídrico Estuarino

A continuación se presenta la distribución de especies en los diferentes sistemas hídricos:

Sistema Hídrico de Bajura de Corriente Lenta

Familia

Género

Especie

Anguillidae

Anguilla

rostrata

Aplocheilidae

Rivulus

sp.

Characidae

Astyanax

aeneus

Characidae

Brycon

chagrensis

Characidae

Bryconamericus

emperador

Characidae

Roeboides

guatemalensis

Characidae

Gephyrocharax

intermedius

Characidae

Compsura

mitoptera

Characidae

Brycon

obscurus

Characidae

Hyphessobrycon

panamensis

Characidae

Brycon

sp.*

Characidae

Roeboides

sp. nov.

Cichlidae

Aequidens

coeruleopunctatus

Eleotridae

Eleotris

amblyopsis

Eleotridae

Gobiomorus

dormitor

Eleotridae

Eleotris

pisonis

Erythrinidae

Hoplias

microlepis*

Gobiesocidae

Gobiesox

nudus

Gobiidae

Sicydium

altum

Gobiidae

Awaous

banana

Haemulidae

Pomadasys

crocro

Lebiasinidae

Piabucina

panamensis

Loricariidae

Rineloricaria

uracantha

Mugilidae

Agonostomus

monticola

Mugilidae

Joturus

pichardi

Pimelodidae

Rhamdia

quelen

Poeciliidae

Brachyrhaphis

cascajalensis

Poeciliidae

Brachyrhaphis

episcopi*

Poeciliidae

Poecilia

gillii

Poeciliidae

Brachyrhaphis

roswithae

Rhamphichthyidae

Brachyhypopomus

occidentalis

Synbranchidae

Synbranchus

marmoratus

Trichomycteridae

Trichomycterus

striatus

*Ocurre en un solo sistema hídrico

Fuente: Elaborado por el Consorcio

Sistema Hídrico de Bajura de Corriente Rápida

Familia

Género

Especie

Aplocheilidae

Rivulus

Sp.

Atherinidae

Atherinella

chagresi

Carangidae

Caranx

latus

Characidae

Astyanax

aeneus

Characidae

Brycon

chagrensis

Characidae

Bryconamericus

emperador

Characidae

Gephyrocharax

intermedius

Characidae

Compsura

mitoptera

Characidae

Brycon

obscurus

Characidae

Hyphessobrycon

panamensis

Characidae

Roeboides

Sp.nov.

Cichlidae

Aequidens

coeruleopunctatus

Cichlidae

Vieja

maculicauda

Eleotridae

Eleotris

amblyopsis

Eleotridae

Gobiomorus

dormitor

Eleotridae

Eleotris

pisonis

Gobiesocidae

Gobiesox

nudus

Gobiidae

Sicydium

altum

Gobiidae

Awaous

banana

Gobiidae

Gobionellus

Sp.

Haemulidae

Pomadasys

crocro

Lebiasinidae

Piabucina

panamensis

Loricariidae

Ancistrus

chagresi

Loricariidae

Rineloricaria

uracantha

Mugilidae

Agonostomus

monticola

Mugilidae

Joturus

pichardi

Pimelodidae

Pimelodella

chagresi*

Poeciliidae

Brachyrhaphis

cascajalensis

Poeciliidae

Poecilia

gillii

Poeciliidae

Brachyrhaphis

roswithae

Rhamphichthyidae

Brachyhypopomus

occidentalis

Synbranchidae

Synbranchus

marmoratus

Syngnathidae

Microphis

brachyurus

Syngnathidae

Pseudophallus

mindii

Trichomycteridae

Trichomycterus

striatus

*Ocurre en un solo sistema hídrico

Sistema Hídrico de Altura

Familia

Género

Especie

Aplocheilidae

Rivulus

Sp.

Characidae

Astyanax

aeneus

Characidae

Brycon

chagrensis

Characidae

Bryconamericus

emperador

Characidae

Brycon

obscurus

Characidae

Hyphessobrycon

panamensis

Characidae

Roeboides

Sp. nov.

Cichlidae

Aequidens

coeruleopunctatus

Gobiidae

Sicydium

altum

Lebiasinidae

Piabucina

panamensis

Loricariidae

Leptoancistrus

canensis*

Loricariidae

Ancistrus

chagresi

Mugilidae

Agonostomus

monticola

Mugilidae

Joturus

pichardi

Pimelodidae

Rhamdia

laticauda

Pimelodidae

Rhamdia

quelen

Poeciliidae

Poecilia

gillii

Poeciliidae

Brachyrhaphis

roswithae

Rhamphichthyidae

Brachyhypopomus

occidentalis

Synbranchidae

Synbranchus

marmoratus

Trichomycteridae

Trichomycterus

striatus

*Ocurre en un solo sistema hídrico

Sistema Hídrico de Estuario

Familia

Género

Especie

Anguilidae

Anguilla

rostrata

Aplocheilidae

Rivulus

sp.

Atherinidae

Atherinella

chagresi

Carangidae

Caranx

latus

Characidae

Astyanax

aeneus

Characidae

Brycon

chagrensis

Characidae

Bryconamericus

emperador

Characidae

Roeboides

guatemalensis

Characidae

Compsura

mitoptera

Cichlidae

Aequidens

coeruleopunctatus

Cichlidae

Vieja

maculicauda

Eleotridae

Eleotris

amblyopsis

Eleotridae

Gobiomorus

dormitor

Eleotridae

Eleotris

pisonis

Engraulidae

Anchoviella

elongata*

Gobiidae

Sicydium

altum

Gobiidae

Gobionellus

sp.

Haemulidae

Pomadasys

crocro

Mugilidae

Agonostomus

monticola

Poeciliidae

Brachyrhaphis

cascajalensis

Poeciliidae

Poecilia

gillii

Poeciliidae

Brachyrhaphis

roswithae

Rhamphichthyidae

Brachyhypopomus

occidentalis

Synbranchidae

Synbranchus

marmoratus

Syngnathidae

Microphis

brachyurus

Syngnathidae

Pseudophallus

mindii

*Ocurre en un solo sistema hídrico

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

En Panamá se reconocen aproximadamente 190 especies (ANAM, 2000), de las cuales se identificaron 44 especies durante este estudio de la Región de la Cuenca Occidental del Canal de Panamá. Esto representa aproximadamente 23% de las especies presentes en Panamá. Si se toma en consideración que el área de estudio representa el 2.8% de la superficie del país, se puede concluir que la Región Occidental representa un área de gran diversidad para la fauna ictiológica.

La discusión que se presenta a continuación se basa en los datos colectados en el presente estudio y representa el primer reporte de datos para esta región.

Durante este estudio se realizaron muestreos durante la estación seca y la lluviosa con el objetivo de determinar si existen diferencias significativas en riqueza de especies entre ambas estaciones. Los resultados indican que a pesar de que no se encontraron diferencias en la composición de especies entre ambas estaciones, es importante reconocer que varias especies tienen patrones de migración como parte de su ciclo de vida. Se ha determinado que la estacionalidad afecta ciertas especies pero no afecta la composición de las comunidades de peces. Mathews (1998) indico que los patrones de comportamiento que incluyen movimiento diarios o por estación o migraciones a largas distancias representan un comportamiento natural “autoecológico” que no es influenciado por otras especies de peces. Estas migraciones obligatorias incluyen movimientos longitudinales de elevaciones altas a bajas, de bajas a altas y también peces marinos que entran y salen del agua dulce (Mathews 1998). Algunas especies de peces marinos dependen del agua dulce para completar sus ciclos de vida y por lo tanto son factores importantes para la ecología de los ríos. También cabe destacar que no todas las migraciones están relacionadas a la reproducción, ya que algunas especies migran en busca de mejores nichos.

Al hacer análisis de diversidad de especies colectadas, se encontraran diferencias entre los sitios. Estas diferencias se deben básicamente a la calidad de los hábitat en los sitios colectados. Como patrón general se encuentra que los sitios con mejor calidad de hábitat en el tramo estudiado presentaban una mayor riqueza de especies. Es también importante notar que los sitios de mejor calidad de hábitat en tramo se encuentran en áreas de interés específico.

Al comparar la diversidad entre cuencas, se observó que el río Coclé del Norte presenta la mayor riqueza de peces. De manera interesante se encontró que los ríos Indio y Miguel de la Borda/Caño Sucio tienen composición de especies muy similares. El río Chagres representa el mejor punto de comparación con el presente estudio. Al comparar riqueza de especies se encuentra que aún el río Chagres no se compara en riqueza con el Coclé del Norte. Los resultados indican que la Región Occidental de la Cuenca del Canal representa un área única y diferente si se compara con la Región Oriental.

Finalmente, al realizar un análisis de la distribución de especies por Sistema Hídrico se encuentra que el Sistema Hídrico de Bajura contiene la mayor cantidad de especies. Es muy interesante notar que de las especies colectadas seis son únicas de uno de los cuatros Sistemas Hídricos: tres especies en Sistema Hídrico de Bajura de Corriente Lenta, una en Sistema Hídrico de Bajura de Corriente Rápida, una en Sistema Hídrico Estuarino y una en Sistema Hídrico de Altura. De las cinco especies, Pimelodella chagresi ocurren en corrientes moderadas a rápidas.

CONCLUSIONES

  1. La estacionalidad no afectó la composición de las especies de los sitios estudiados. Sin embargo, hay otros procesos, como lo son la migración, que se ven afectados por la estacionalidad.
  2. De las tres cuencas, Coclé del Norte presentó la mayor riqueza de especies, al igual que el mayor número de sitios con mejor calidad física de hábitat.
  3. Las cuencas de los ríos Indio y Miguel de la Borda/Caño Sucio presentan una composición de especies muy similar, en contraste con la de Coclé del Norte que presenta especies endémicas.
  4. Al comparar la riqueza de especies con elevación se encontró que la riqueza de especies aumenta a medida que disminuye la elevación, y que el pico de riqueza se encuentra a los 30 m de elevación aproximadamente. Este patrón fue consistente para ambas estaciones.
  5. De los cuatro Sistema Hídricos estudiados, los Sistemas Hídricos de Bajura de Corriente Lenta y Corriente Rápida presentaron la mayor diversidad de especies.

ESPECIES DE PECES DE INTERES ESPECIAL PECES DE IMPORTANCIA COMO ALIMENTO[2]

En el área de los ríos de Coclé del Norte, río Indio y Miguel de la Borda, ubicadas en la vertiente caribeña de Panamá y comprendidas en el área de la Región Occidental de la Cuenca del Canal de Panamá, existen diversas especies de peces de agua dulce y periféricos que son utilizados de una forma u otra por la mayoría de los pobladores, ya sea como subsistencia (alimento) o para fines comerciales (venta).

Entre las principales especies se puede señalar las especies de sábalos (Brycon chagrensis y Brycon obscurus), pejeperros (Hoplias), barbudos (Rhamdia quelen y Rhamdia laticauda), sardinas de río (Astyanax aeneus, Gephyrocharax intermidius, Roeboides sp. indet.), chupapiedras (Ancistrus chagresi), las cuales son consideradas como peces primarios, los cuales son habitantes de aguas estrictamente dulce y no tienen mucha tolerancia a la salinidad.

Igualmente existen otros peces secundarios, los cuales tienen mayor tolerancia a la salinidad, como son los ciclidos (Vieja maculicauda y Aequidens coreoleopunctatus).

Por otro lado, existen algunos peces periféricos que son capaces de habitar en estuarios, como los robalos (Centropomus undecimalis), roncadores (Pomaldasys croco), lisas (Agnostomus monticola y Joturus pichardi), muchos de los cuales penetran las aguas continentales para completar su ciclo de vida.

Es importante señalar que en el área de estudio se da cada año un evento no reportado hasta el momento, el cual es de suma importancia para la sobrevivencia de algunas especies de agua dulce de la zona. Este evento es la migración río arriba de miles de alevines y juveniles de peces de agua dulce. Esta migración se da aproximadamente dos veces por año y durante este tiempo los campesinos capturan con trampas especiales o “churucos” estos animales y los ponen a secar al sol para luego comercializarlos.

ESPECIES INDETERMINADAS

Roeboides sp. indet. de la Región Occidental

Esta especie es típica de las aguas tranquilas o sea remansos de los ríos y riachuelos de la vertiente del Caribe central del país, principalmente en el área o drenaje del río Coclé del Norte.

Por lo general se encuentra asociada a otros carácidos (sardinas) que viven en estos hábitat dulceacuícolas. Su coloración, en la mayoría de los casos, es plateada y posee una mancha humeral negra (bastante conspicua) en los costados, y que se puede observar en todas las etapas de su crecimiento. Esta última característica además del gran número de escamas de la línea lateral (82 a 87 escamas) sirve para diferenciarla fácilmente de la otra especie del caribeña el Roeboides guatemalensis, que habita en la cuenca del río Chagres.

En el área de estudio se encontró principalmente la Cuenca de Coclé del Norte. También se encontraron especimenes en las cuencas del río Miguel de la Borda e Indio, lo cual parece indicar que las especies esta migrando a estas áreas.

Rivulus sp. indet. de la Región Occidental

Estos son peces pequeños, con cabeza plana y boca terminal ancha. Son pobres nadadores, viven a las márgenes de los ríos, y tienden a esconderse bajo hojas y piedras. En general no habitan en las corrientes. Se alimentan de invertebrados y peces pequeños. Tienen un cierto nivel de tolerancia a la salinidad. No se dispersan fácilmente. Existen al menos cuatro especies de Rivulus en el área de la Región Occidental de la Cuenca del Canal, de las cuales solo una ha sido descrita (Rivulus frommi) y representan nuevos records para el país. Las cuatro especies difieren en su patrón de coloración. Estudios preliminares con marcadores moleculares indican que estas especies también se diferencian en su material genético.

En la Región Occidental de la Cuenca del Canal estas especies se encuentran en todas las cuencas. Sin embargo, dado el hecho de que no se ha hecho una descripción formal de las cuatro especies existentes en el área, realmente es muy difícil determinar la distribución de cada especie en esta región.

En el Mapa 6.10-3 se muestra la distribución en que fueron colectadas las especies de peces por determinar.

ESPECIES RARAS

Anguilla rostrata de la Región Occidental

Se encuentra en ríos del Caribe entre 0 y 20 m de altura en aguas estancadas hasta corrientes de moderada intensidad. Se alimenta de insectos acuáticos, peces y crustáceos. Pueden vivir en ríos y lagos a veces bastante alejados de mar. Estos peces pasan la mayoría de su vida en agua dulce, pero migran al mar con fines reproductivos.

En la Región Occidental de la Cuenca del Canal se reportaron solo dos especimenes en el río Cocle de Norte.

Gobiesox nudus de la Región Occidental

Estos peces tienen la apariencia de renacuajos, con la cabeza aplastada y cuerpo diminuto. Su cuerpo es desnudo sin escamas y tienen una ventosa toráxica. Hábitat ríos y riachuelos entre 25 y 580 m de altura. Ha sido encontrado en corrientes de mucha velocidad. Se alimenta de peces e insectos acuáticos. No se sabe si este pez se reproduce en agua dulce o en el mar.

En este estudio, se encontraron estos peces en las tres cuencas, en ríos de corrientes rápidas y en aguas estuarinas.

Gobionellus sp.

Esta especie se caracteriza por su cuerpo delgado, alargado y cabeza moderada, con dientes mandibulares y escamas ctenoides. Se distribuye desde Belice hasta Panamá. Se ha reportado también en la Florida, Bahamas y las Antillas Mayores y Menores. Los gobionelos son peces estuarinos de fondo; se encuentran generalmente en aguas muy turbias, salobres, de fondo lodoso; ascienden a ríos de agua dulce. En Florida se han colectado especimenes en aguas con salinidad que fluctúa entre 0.0 a 13.0 ppt., lo cual indica que este pez tiene gran capacidad de osmoregulación, y se colectaron principalmente en la estación seca cuando la temperatura del agua iba en aumento. Estas especies se han reportado en área del Canal de Panamá. Sin embargo, no es una especie que se encuentra comúnmente en estas aguas.

En el Mapa 6.10-4 se muestra la distribución en que fueron colectadas las especies de peces “raras”.

ESPECIES QUE REPRESENTAN PRIMER REPORTE PARA LA REGIÓN

Anchoviella elongata

Esta especie se distribuye desde la costa del Caribe de Colombia hasta el sur de Belice. Este pez se caracteriza por la forma de su cuerpo delgada con ojos grandes. Se han colectado especimenes en aguas salobres. En Panamá se han reportado individuos de esta especie en el área del Canal de Panamá. Sin embargo, no se había colectado individuos de Anchoviella al oeste de Panamá. Por lo tanto el espécimen colectado en el río Miguel de la Borda representa el primer récord para esta área.

Se conoce muy poco acerca de su ecología.

OTROS ASPECTOS IMPORTANTES

A continuación se presenta algunos aspectos sobre las especies de peces de interés especial.

En adición al consumo local y a su importancia biológica, ya sea como especie rara o endémica, los peces de agua dulce también representan fuentes de ingresos como peces ornamentales o en la producción a gran escala para consumo humana (acuicultura). En el caso de Panamá, estas áreas no se han desarrollado extensivamente, pero son aspectos que deben ser considerados.

Los Peces Ornamentales y el Mercado Global

Los peces ornamentales de aguas continentales se definen como aquellas especies que pueden ser mantenidos en acuarios, estanques o en cualquier otro tipo de recipiente con fines ornamentales, actuando como un elemento decorativo o recreativo” (Rayaro, 1993). No hay mucha información con respecto a los peces que son considerados ornamentales en Panamá pero se pueden obtener algunas generalizaciones de la literatura fuera de Panamá. Panamá no ha aprovechado en gran escala el mercado de peces ornamentales. Sin embargo, hay muchas especies de peces de agua dulce que podrían ser potencialmente utilizadas en el mercado. El éxito del pez ornamental depende del comportamiento, docilidad, fácil manejo y presentar una forma atractiva para los acuaristas (Rayaro, 1993).

En el mercado global, el valor comercial de los peces ornamentales oscila anualmente cerca de $4.5 mil millones con un crecimiento promedio de exportación resultando en 73 millones por año (www.prompex.gob.pe). Estadísticas tomadas en 1998 muestran que Los Estado Unidos, Alemania, y Japón son países a los que más se ha exportado, dónde Los Estados Unidos representa 34%, Japón 15% y Alemania 9% (www.prompex.gob.pe).

Las especies Aequidens sp., Rinecloricaria sp., and Gobiomorus sp. Fueron reportadas como especies de peces ornamentales en la revista Tropical Fish Hobbyist, la cual reporta información acerca de peces ornamentales en el mundo (Sung, 1998).

Acuicultura

En los años recientes, ha habido un crecimiento en la importancia de la acuicultura en América Latina (FAO, 1998). Desde la mitad de los 1980’s hasta la mitad de los 1990’s, la acuicultura de agua dulce ha incrementado su aporte en América Latina del 10% al 20% (FAO, 1998). La importancia de la acuicultura radica en el beneficio que representa para la sociedad en la forma de comida y generación de empleos e ingresos. En primer lugar, el pescado es el recurso más importante como fuente de proteína en las áreas pobres, especialmente para la gente que viven en la costa y a lado de los ríos (FAO 1998, Joly 1981). Adicionalmente, la demanda del consumo de pescado ha aumentado en los últimos años, debido a cambios en los hábitos del consumidor lo que representó en Colombia un incremento per cápita desde 1993 hasta 1998 de 3.8 a 6.5 kg/año, y el aumento promedio de Latinoamérica fue de 9 kg/año (Turriago y Jiménez, 2000). El incremento en la popularidad de pescado de agua dulce para consumo ha sido mostrado en Colombia dónde el aporte en la producción nacional ha crecido desde 1990 (3%) hasta 1998 (22%) (Turriago y Jiménez, 2000).

Las especies, Brycon siebenthalae y Brycon moorei sinuensis , son consideradas como una opción en la acuicultura de Colombia (Turriago y Jiménez, 2000). El genero Brycon, podría ser utilizado por sus características biológicas que facilitan a su cultivo en granjas de pesca, lo cual se está investigando actualmente en Colombia (Turriago y Jiménez, 2000). En el caso de Panamá, se considera que la especie Brycon chagrensis pudiera ser considerado como una opción para acuicultura. Esta consideración se basa en información recolectada en la especies Brycon guatemalensis, la cual es una especies muy cercana a Brycon chagrensi y con características moleculares, morfológicas y ecológicas muy similares (Reeves & E. Bermingham, dato sin publicar & González, entrevista). Brycon guatemalensis alcanza un tamaño máximo de 500 mm y peso hasta de 4.3 kg (Bussing, 1998). Se encuentra entre 0 y 600 m de altura, puede habitar en varios ríos, quebradas y hasta lagos, además puede resistir el rango de temperaturas entre 21 y 34 oC (Bussing, 1998). Brycon guatemalensis es muy importante en el mercado nicaragüense, dónde se vende su carne (Villa, 1982).

En la cuenca investigada del río Indio, Brycon chagrensis ha sido investigado por su importancia para la subsistencia de los campesinos, ya que los campesinos traen su pescado al mercado local para la venta, lo que representa un recurso económico para ellos (Joly 1981, Entrevista González 2002). Uno de los requisitos para el éxito de un pescado en el mercado es su sabor y la gente de Río Indio usa una técnica para dar sabor a Brycon chagrensis usando hojas del Piper auritum (Joly, 1981). La gente alimenta los peces con las hojas del Piper auritum lo que hace el pescado más sabroso (Joly, 1981).

La especie Brycon chagrensis merece mas investigaciones para estudiar su potencial para acuicultura. Se requiere mas investigación sobre su ciclo biológico y condiciones optimas para su cultivo. Su tolerancia a un amplio rango de temperaturas y habitas combinado con su tamaño y sabor hacen de Brycon chagrensis la especie ideal para su cultivo y producción.

ACTIVIDADES NATURALES Y AQUELLAS CREADAS POR EL HOMBRE QUE REPRESENTAN UNA AMENZA A LAS ESPECIES DE PECES DE INTERÉS ESPECIAL

En general actividades como el pastoreo, la deforestación, el uso excesivo de los recursos naturales, y el uso de químicos, entre otras, representan actividades que modifican los hábitats naturales de las especies. Esto trae como consecuencia un desbalance ecológico que afecta la supervivencia de muchas especies. En el caso especifico de las especies nuevas (no descritas) es de especial interés el mantener sus hábitats ecológicos ya que las perturbaciones podrían traer como consecuencia la extinción de estas especies. A continuación presentamos algunas de estas actividades y su efecto en los sistemas acuáticos.

Fuentes de contaminación no puntuales

Este tipo de contaminación proviene de fuentes difusa y se transporta usualmente a través de aguas lluvias a las aguas superficiales y subterráneas. Este tipo de contaminación incluye una variedad de químicos y nutrientes contaminantes que degradan la calidad del agua. De especial interés son los sedimentos producto de la erosión descontrolada, los cuales puedes suavizar el fondo de los cauces, afectando el hábitat de muchas especies acuáticas.

Actividades tales como la agricultura, algunas actividades forestales, tala de árboles, desarrollo urbano y suburbano y la construcción de carreteras contribuyen a la erosión.

Presencia o introducción de especies no nativas

La introducción ya sea accidental o a propósito de especies no nativas en ecosistemas acuáticos, interfiere con las especies nativas a través de la competencia por recursos limitados y también a través de la depredación de las especies nativas. Como consecuencia, las especies nativas tienden a ser desplazadas de sus nichos ecológicos naturales o desaparecen.


[1] Consorcio TLBG / UP /STRI. 2003. Informe Final de la Región Occidental de la Cuenca del Canal–Estudio de Recopilación y Presentación de Datos Ambientales y Culturales en la Región Occidental de la Cuenca del Canal de Panamá. Autoridad del Canal de Panamá.

[2] Idem.

——————

Fuente: http://www.pancanal.com/esp/cuenca/rocc/5-1-3-5.pdf

Edición digital para dominio público y educación ambiental: Centro de Estudios de Recursos Bióticos, FCNET, Universidad de Panamá


Responses

  1. y las fotos donde estan


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: