Posteado por: BPP | diciembre 30, 2007

Sitio de Conservación Binacional La Amistad Costa Rica-Panamá

Guía de Acciones para la Conservación Sitio Binacional

LA AMISTAD COSTA RICA–PANAMÁ

INTRODUCCIÓN

Debido a su enorme biodiversidad, la región de Meso-América (Centro América y sur de México) es considerada una prioridad global para la conservación (Millar et al.2001, Myers et al. 2000). Esta incluye 27 ecoregiones terrestres y 5 ecoregiones marinas, entre las cuales destacan los bosques montanos de Talamanca, que han sido clasificados entre las 200 ecoregiones globales prioritarias para la conservación según el Fondo Mundial para La Naturaleza (Olson et al. 2001). TNC aplicó la metodología de Planificación Ecoregional (Groves et al. 2000) a la región centroamericana con el fin de alcanzar una primera iteración que identificase un portafolio de sitios de acción prioritarios para la conservación. Como resultado, se identificaron 20 sitios prioritarios, entre los que destacan los sectores de Talamanca Pacífico y Talamanca Caribe, los cuales fueron incluidos en el portafolio final de conservación para Centro América (Calderón et al. 2004).

La unión de estos dos sitios, Talamanca Pacífico y Talamanca Caribe, forma parte del complejo de la Reserva de la Biosfera La Amistad, la cual ha sido declarada Sitio de Patrimonio Natural de la Humanidad y cuyo eje central es el Parque Internacional La Amistad, (Chaverri et al. 1997). Esta zona ha sido identificada por TNC como el Sitio de Conservación Binacional de La Amistad.

El valor de la conservación del Sitio La Amistad es garantizar reservas de agua y el mantenimiento de los procesos que mantiene tanto la diversidad biológica como la diversidad cultural, de tal forma que su conservación contribuya con el desarrollo sostenible de su área de influencia por medio de la oferta de diversos servicios ambientales y de la estabilidad en la relación tradicional entre cultura y naturaleza.

DESCRIPCIÓN DEL SITIO BINACIONAL LA AMISTAD

El sitio actual se localiza en la región central-sur de Costa Rica y la zona centro occidental de Panamá (Fig. 2). El sitio binacional cubre aproximadamente 600,000 ha e incluye la extensión más grande de bosque primario que se encuentra en la región (Chaverri et al 1997). La mayor parte del sitio está ubicada en la ecoregión de bosques montanos de Talamanca, con algunas zonas de amortiguamiento que se extienden a las ecoregiones de Bosque Húmedo Istmo-Atlántico e Istmo-Pacífico. Los límites del sitio La Amistad se encuentran dentro de los límites de la Reserva de la Biosfera de Amistad, que incluye el PILA, áreas protegidas adicionales y reservas indígenas en Costa Rica y Panamá. La zona de amortiguamiento, para efectos operativos, fue definida en un área de 10 Km. a partir de los limites oficiales del PILA (Fig. 1).

El sistema montañoso de La Amistad incluye el pico más alto de ambos países: el Cerro Chirripó en Costa Rica, con una altitud de 3,819 metros, y el Volcán Barú en Panamá con una altitud de 3,475 metros. La región es altamente considerada por sus niveles únicos de biodiversidad, prueba de esto es que la UNESCO declaró el área como la Reserva de Biosfera Internacional y como Sitio de Patrimonio Mundial (Fig. 2).

Sector de la Reserva de la Biosfera La Amistad Panamá

Fig. 2. Vista del Parque Nacional Volcán Barú, del Bosque Protector de Palo Seco y el Parque Internacional La Amistad, todos parte de la Reserva de la Biósfera La Amistad Panamá, que es a su vez, parte del Sitio Binacional La Amistad Costa Rica Panamá.

CONTEXTO ECOLÓGICO

La región binacional de La Amistad constituye una de las expansiones de bosque tropical más extensas en el istmo Centroamericano. La combinación de cambios en la altitud, variaciones climáticas, y el rol de puente conector entre Norte y Sur América, hacen que la cadena montañosa de Talamanca cuente con una riqueza biológica única (Chaverri et al. 1997). Además de albergar alrededor de un 4% de las especies terrestres presentes en todo el planeta, se ha reportado la presencia en la cordillera de Talamanca del 90% de la flora conocida para Costa Rica (Chaverri et al. 1997). Es conocido que su composición de flora y fauna destaca tanto por el grado de diversidad como de endemismo (Kappelle y Brown 2001).

Area binacional La Amistad Costa Rica Panama

Figura 1. Ubicación del sitio prioritario para la conservación y manejo de la biodiversidad La Amistad Costa Rica – Panamá.

A nivel de la Reserva de la Biosfera de La Amistad, diez de las trece zonas de vida de acuerdo a la clasificación de Holdridge (Holdridge, 1978) presentes en Panamá, y nueve de las 12 zonas de vida de Costa Rica, incluyendo bosques nubosos, bosques húmedos tropicales y páramo subalpino, se encuentran en la zona de La Amistad (Chavarri et al. 1997). Sólo a nivel del PILA se conocen 10,000 plantas vasculares y 40,000 no vasculares. La zona alta de Talamanca provee protección y una variedad de hábitat para más de 400 especies de pájaros, entre ellos el quetzal (Pharomachrus mocinno), el pájaro sombrilla (Cephalopterus glabricollis), el águila arpía (Harpia harpyja) y el pájaro campana (Procnias tricarunculata), a la vez que alberga 215 especies de mamíferos incluidos el puma (Felis concolor), jaguar (Panthera onca), cariblanco (Cebus capuchinus), y probablemente la población de dantas (Tapirus bairdii), más extensa de Centroamérica. En el sitio además han sido identificadas 263 especies de anfibios y reptiles y 115 especies de peces.

En la parte más alta de la cordillera (sobre los 2900 m.s.n.m.) la presencia de sabanas y humedales de altura, así como páramos con vegetación característica de los Andes constituyen un ecosistema de alto valor y muy poca alteración. Los páramos localizados en el Cerro Kamuk en Costa Rica y el Cerro Fábrega en Panamá contienen la vegetación de altura más rica y menos alterada en toda la cordillera de Talamanca. Por debajo de los 2500 metros de altura, es común el bosque húmedo pre-montano o de transición. Sin embargo, en la mayor parte del sitio es común el bosque montano que se caracteriza por la combinación de robledales de altura, y un sotobosque densamente cubierto por briófitas, helechos, bromelias, orquídeas y otras epífitas (Chaverri et al. 1997, Kappelle y Brown 2001).

CONTEXTO SOCIOECONÓMICO

Adicional a la diversidad biológica, la zona de La Amistad presenta una alta diversidad cultural. En el sitio habitan un número considerable de comunidades indígenas pertenecientes a diferentes etnias como lo son los Ngöbes (Guaymí), Teribes, Bribris y Cabécares. La mayoría de estos grupos se localizan en la zona Atlántica del sitio en terrenos con una elevación que va de bajo a alto, en las cuencas altas del Río Sixaola (Ríos Telire, el Coen, el Lari y el Yorkín) y del Río Changuinola (Ríos Teribe y Culebra y el propio Changuinola). Los territorios, ya sea Reserva Indígena en el caso de Costa Rica o Comarca Indígena en el caso de Panamá, constituyen una porción considerable de la zona de amortiguamiento del PILA y son de difícil acceso.

En el Pacífico de Costa Rica, en el cantón de Buenos Aires, existen tres Reservas Indígenas en donde, a diferencia del Atlántico, alrededor del 59% del bosque ha sido removido. En el resto de la zona del flanco Pacífico, tanto en Panamá como en Costa Rica, es habitada por campesinos de origen mestizo para quienes el cultivo de café y la ganadería extensiva han sido las principales prácticas de supervivencia. Las comunidades presentes a lo largo de la zona de La Amistad, en especial las comunidades indígenas en la parte Atlántica, son parte del segmento de la población más pobre en ambos países.

Desde un punto de vista económico, en la zona de La Amistad nace una cantidad considerable de cuencas hidrográficas que proveen fuentes de agua pura, un recurso importante y de alta calidad a las comunidades de la zona. De igual manera, el recurso es de gran importancia para otras comunidades y centros urbanos (Ej. ciudades de Limón en Costa Rica y David en Panamá), actividades agrícolas de gran escala presentes en las zonas bajas y costeras del Pacífico y Atlántico de la región (Ej.: plantaciones de banano en el Atlántico, de piña y café en el Pacífico). Asimismo, el bosque presente en la zona alta del sitio es crítico para la regulación de los regímenes hídricos de una gran cantidad de ríos que sirven como principales fuentes energía hidroeléctrica para ambos países, y por ende su valor económico a una escala nacional es considerable.

CONTEXTO INSTITUCIONAL

Debido a lo remoto y extenso del sitio, así como a las condiciones de desarrollo socioeconómico presentes en la zona, el principal actor en materia de conservación lo constituyen las agencias gubernamentales en quienes recae la responsabilidad de la protección y el manejo del PILA y otras áreas protegidas, así como de las reservas indígenas presentes en la zona. Las instituciones gubernamentales son el MINAE para Costa Rica y ANAM para Panamá. Cada institución cuenta con una unidad regional para el sector Pacífico y el sector Atlántico del PILA, por lo que en total existen cuatro entes que velan por la protección del recurso en el sitio: Área de Conservación La Amistad Pacífico y Área de Conservación La Amistad Atlántico a nivel del MINAE/SINAC, y Regional de Bocas del Toro y Regional de Chiriquí a nivel del ANAM.

En cuanto a organizaciones no gubernamentales e instituciones científicas en la región, existen la presencia de varias asociaciones y organizaciones que trabajan a un nivel local, nacional o internacional, quienes prioritariamente enfocan sus esfuerzos en las zonas más pobladas o áreas costeras. Lo cierto del caso es que no existe una organización que actúe enteramente alrededor de todo el sitio de La Amistad, por lo tanto la creación de alianzas y coaliciones tanto entre grupos del Pacífico y el Atlántico, así como a nivel binacional, es clave para la implementación de proyectos coordinados en torno al sitio.

OBJETOS DE CONSERVACIÓN Y ANÁLISIS DE VIABILIDAD

PASTIZALES NATURALES

Estos ecosistemas comprenden las sabanas de altura únicas de la región de Talamanca, como lo son las sabanas localizadas en el valle de origen estructural al Norte del Cerro Dúrika, la sabana de Los Leones en el Macizo de Chirripó y las sabanas del Volcán Barú ubicadas en dirección al pueblo de Volcán. Adicionalmente, incluye pastizales de ladera ubicados en la zona de las reservas indígenas de Ujarrás y Salitre, para los cuales la condición de naturalidad está en estudio.

Con respecto al análisis de viabilidad ecológica, el tamaño del ecosistema3 se considera como bueno (Cuadro 1) ya que, aunque el tipo de ecosistema es muy particular, éste se encuentra representado a lo largo del sitio, desde la zona de Chirripó hasta la zona del Volcán Barú.

Cuadro 1. Evaluación del estado de la integridad ecológica de cada uno de los objetos de conservación definidos y de acuerdo a tres características básicas de cada uno de ellos.

Objeto de conservación

Tamaño

Condición

Contexto

paisajístico

Valor global de la

salud de la biodiversidad

Pastizales naturales

Bueno

Regular

Regular

Regular

Mamíferos grandes

Bueno

Bueno

Muy bueno

Bueno

Bosques nubosos del PILA, Robledales y Paramos

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Bosques de Transición (montanos-tierras bajas)

Regular

Regular

Regular

Regular

Humedales de altura (turberas y ciénegas)

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Especies de aves endémicas de Talamanca

Bueno

Bueno

Bueno

Bueno

Especies de aves migratorias altitudinales

Bueno

Regular

Regular

Regular

Ecosistemas acuáticos

Bueno

Regular

Muy pobre

Regular

Las sabanas de altura han permitido mantener asociaciones vegetales únicas, raras y muy frágiles, con distribución reducida y especializada.

A pesar de la presencia de las sabanas, en Panamá el 50% del único pastizal natural está siendo afectado. En Costa Rica (si se incluye las sabanas de Ujarrás) el 70% está siendo afectado. En el caso de Panamá, la cercanía a asentamientos humanos ha tenido un efecto en el ecosistema, al ser este utilizado como botadero de basura, cerca del pueblo de Volcán. En Costa Rica la alteración ocurre principalmente en la zona de Ujarrás y Chirripó debido a quemas por comunidades indígenas. Por estas razones la condición se evaluó como regular (Cuadro 1).

En términos del contexto paisajístico, la presencia de una carretera que atraviesa pastizales naturales y la construcción de viviendas en el lado de Panamá alteran la conectividad del ecosistema, por lo que su evaluación resultó como regular también (Cuadro 1).

MAMÍFEROS GRANDES

Las especies de mamíferos grandes, como el jaguar, el tapir y el cariblanco son de las especies más dependientes de hábitat saludables, extensas y con alta cobertura boscosa, lo cual es común en el sitio. En ninguno de los dos países se conocen las poblaciones actuales de estas especies y su localización geográfica se limita a observaciones en puntos conocidos o áreas en donde existe presencia humana. Estas observaciones son comunes en la zona del Valle del Silencio, el área cerca del Cerro Pittier, la zona protectora de las Tablas (Costa Rica) y en las reservas y comarcas indígenas. Es claro que algunas de estas especies forman parte de los más altos niveles de la cadena alimenticia, y por ende su protección implica la protección de las especies dependientes (TNC 2000).

El análisis de viabilidad mostró que aunque no existen datos detallados que muestren ubicación, distribución y desplazamiento de las especies de mastofauna, con frecuencia se ha reportado su presencia en diferentes localidades a lo largo del sitio, así como avistamientos por pobladores locales. En ambos países se piensa que las poblaciones más abundantes de tapir y jaguar se encuentran en el sitio. Por esas razones el tamaño y la condición fueron evaluadas como “bueno” (Cuadro 1).

En lo que al contexto paisajístico se refiere, las grandes extensiones de territorio y de cobertura boscosa presentes en el PILA favorecen las poblaciones de estas especies, por lo que su calificación resultó muy buena en términos de su viabilidad (Cuadro 1).

BOSQUE NUBOSO DE ALTURA, ROBLEDALES Y PÁRAMOS

El objeto de conservación se extiende a lo largo del sitio por arriba de los 1500 m.s.n.m. de altura e incluye el bosque nuboso de altura y los rodales dominados por especies del género Quercus. El ecosistema es de gran valor por su riqueza de especies y especialmente por el mantenimiento del ciclo hidrológico (Stadtmüller 1994). Destaca el bosque de robledales como el que se encuentra en la zona del valle del Silencio, el cual constituye uno de los sitios de mayor endemismo en la cordillera. Asimismo, se incorporan a este grupo de objetos de conservación la zona de páramos presente en el Macizo del Chirripó, el Cerro Kamuk y potencialmente en el Cerro Fábrega en Panamá.

En cuanto al tamaño, el bosque nuboso parece constituir un solo bloque continuo en ambos países, donde ha sido muy poca el área que se ha perdido (Kappelle y Brown 2001). En el caso del páramo, se estima que éste cubre aproximadamente 8000 ha en Costa Rica. Tanto para los bosques nubosos como para los páramos la evaluación del tamaño resultó con una calificación buena (Cuadro 1).

En términos de la condición de este ecosistema, su evaluación resultó como buena (Cuadro 1). La composición del bosque en cuanto a diversidad de especies se ha mantenido, al igual que su estructura y reproducción en las áreas existentes. Es de alta importancia para la captación de agua (Stadtmüller 1994), así como hábitat de plantas epífitas (Kappelle y Brown 2001). Las áreas de páramo no han sido intervenidas en Panamá, mientras que en Costa Rica han sido alteradas principalmente en Chirripó, en donde se han tenido problemas de incendios forestales y existe una demanda turística significante.

En cuanto al atributo relacionado con el contexto paisajístico, el bosque nuboso presenta un alto grado de conectividad a lo largo del sitio, por lo que su evaluación resultó como bueno (Cuadro 1). En el caso del páramo, la parte más considerable, presente en el Chirripó, encierra unas 20 comunidades vegetales y la mayor representación de flora sudamericana de altura dentro del sitio.

BOSQUES DE TRANSICIÓN ENTRE EL BOSQUE NUBOSO Y LOS BOSQUES DE TIERRAS BAJAS

Para este análisis se considera como bosque de transición al que se extiende a lo largo del sitio entre los 700 y los 1500 m.s.n.m de altitud (i.e. el piso montano de acuerdo a la clasificación de zonas de vida de Holdridge (Holdridge 1978), el cual se considera como el área de mayor endemismo de esta zona (Comunicación personal M. Kappelle, 2004).

Los resultados de la evaluación de viabilidad mostraron que el tamaño y la condición de este ecosistema pueden considerase como regular (Cuadro 1). El rango de distribución del bosque de transición se puede catalogar como restringido. En el lado Pacífico de la cordillera, la frontera agrícola se encuentra muy cerca de los límites del PILA, razón por la cual el bosque de transición es muy pobre.

En términos del contexto paisajístico este fue evaluado como regular (Cuadro 1). A pesar de que la conectividad en este tipo de bosque sigue siendo buena, especialmente en la zona Atlántica del sitio, existen indicios de fragmentación que pueden incrementar su vulnerabilidad.

HUMEDALES DE ALTURA

Este objeto de conservación incluye turberas y ciénagas de altura que constituyen ecosistemas únicos a nivel regional (Chaverri et al 1997). Destacan las ciénegas de ladera presentes en los alrededores del Cerro Dúrika. Incluye lagunas de diferentes tamaños como las Lagunas de Volcán y las lagunas del Macizo del Chirripó, las cuales se encuentran en las zonas de influencia del sitio.

El análisis de viabilidad ecológica, arrojó que el tamaño de estos sistemas fue evaluado como bueno (Cuadro 1). Las ciénegas y turberas se encuentran en sitios inaccesibles y representan áreas pequeñas, pero distribuidas a lo largo de la parte alta del sitio, lo cual le da la justificación al valor asignado.

La condición de estos ecosistemas fue considerada buena (Cuadro 1) debido al aislamiento geográfico que presentan estos ecosistemas. En el caso de las Lagunas de Volcán en Panamá, éstas se ven intervenidas por ganadería en sus bordes. Es necesario realizar mayores estudios para entender mejor la naturaleza y estado de estas lagunas en el sitio.

Los humedales de altura son el eslabón inicial de la producción hídrica del sitio, la cual es considerable al ser fuente de 15 cuencas hidrográficas que desembocan en ambas vertientes, por lo tanto dentro del contexto paisajístico fue considerado como bueno (Cuadro 1).

ESPECIES ENDÉMICAS DE TALAMANCA

Las especies endémicas se consideran una prioridad para la conservación de la biodiversidad dada su distribución restringida a la ecoregión. Se conocen algunos datos de los grupos más importantes, estando éstas especies además de ser endémicas, en peligro de extinción, en estado crítico y amenazado. No sólo existe una alta presencia de especies endémicas a la región, sino que muchas son endémicas al mismo PILA. La región es considerada como una de las zonas de endemismo más importante en grupos de vertebrados terrestres, herpetofauna y ornitofauna. A manera de ilustración, el INBio de Costa Rica ha documentado un total de 26 especies de plantas endémicas, de las cuales 13 son endémicas del PILA. La evaluación de la viabilidad de este objeto de conservación en términos de su tamaño, condición y contexto paisajístico fue evaluada como buena (Cuadro 1).

ESPECIES DE AVES MIGRATORIAS ALTITUDINALES

Específicamente se consideran objetos de conservación los pájaros: quetzal, campanero y sombrilla, que se consideran amenazados. En el área de Boquete y Cerro Punta, en el lado panameño, el quetzal tiene una alta presencia. Aunque no se cuenta con suficiente información sobre el estado de las poblaciones, se les considera especies importantes por sus implicaciones culturales y su valor como especies bandera.

En el análisis de viabilidad resultó evidente que no se cuenta con suficiente información sobre el estado de las poblaciones. Sin embargo, el número de avistamientos de estas especies, particularmente de quetzales y pájaros campana, es considerable, de manera que se puede asumir que el tamaño es bueno (Cuadro1). Esta información deberá actualizarse en el momento que mayor y mejor información científica este disponible. El pájaro sombrilla por su comportamiento y ausencia de una vocalización evidente suele ser reportado con mucha menor intensidad (Ridgely 1989).

Los procesos de fragmentación del bosque y perturbación del hábitat tienen incidencia directa en la disponibilidad de condiciones para que se mantenga la migración altitudinal de las especies, por lo que en cuanto a la condición se refiere esta fue evaluada como regular (Cuadro 1).

Finalmente en lo que al contexto paisajístico se refiere, los procesos migratorios posiblemente han disminuido en la vertiente Pacífica del sitio debido al deterioro de la conectividad en el hábitat de las especies, por lo que la misma fue evaluada como regular (Cuadro 1).

ECOSISTEMAS ACUÁTICOS

Los ecosistemas acuáticos del sitio también fueron seleccionados como elementos de conservación, no sólo por su importancia en la conservación de la biodiversidad, sino también por su importancia como suministro de agua para consumo humano.

Adicionalmente, los ríos representan los principales medios de comunicación y transporte para varias de las comunidades que se encuentran ubicadas en el sitio o sus cercanías en el sector Caribe.

El respectivo análisis de viabilidad ecológica mostró que en términos del tamaño, este puede considerase como bueno (Cuadro 1). Esto se debe a que el nivel de la generación de recurso hídrico como fuente principal para garantizar la presencia de ecosistemas acuáticos, a lo largo del sitio se encuentra en buenas condiciones (Cuadro 1).

En ambos países hay potenciales impactos en el recurso a raíz de la construcción de proyectos hidroeléctricos, y el alto grado de exposición a diferentes niveles de contaminación por agroquímicos, sedimentación y otros, por lo que en términos de la condición ésta fue calificada como regular (Cuadro 1).

Además se ha detectado la introducción de especies de peces exóticos, tales como truchas, lo que también afecta la condición de estos sistemas.

El alto grado de contaminación, sedimentación y falta de conectividad de las masas forestales a lo largo de las cuencas bajas que nacen en el PILA tiene un efecto considerable en la salud de los ecosistemas acuáticos. Tal y como lo muestra el Cuadro 1 en términos del contexto paisajístico este atributo fue calificado como muy pobre.

RESUMEN DE LA CONDICIÓN DE LOS OBJETOS DE CONSERVACIÓN

En resumen, se puede afirmar que la viabilidad de los objetos de conservación del sitio binacional La Amistad se encuentra entre regular y buena, siendo los pastizales naturales, los bosques de transición, las especies de aves migratorias y los ecosistemas acuáticos los que más han sufrido la alteración de los procesos ecológicos que los mantienen.

LITERATURA CITADA

Calderón, R., T.Boucher, M.Bryer, L.Sotomayor and M.Kapelle. 2004. Setting biodiversity conservation priorities in Central America: Action site selection for the development of a first portfolio. The Nature Conservancy. San Jose, Costa Rica.

Chaverri, A., Herrera, B., Herrera-McBryde, O. 1997. La Amistad Biosphere Reserve Costa Rica and Panama. In: S.D. Davis, V.H. Heywood, O. Herrera-McBryde, J. Villa-Lobos and A.C. Hamilton. Centres of Plant Diversity: a Guide and Strategy for their Conservation. Vol. 3 The Americas. WWF, Washington. pp. 209-214.

Groves, C.R.,L.L. Valutis, D.Vosick, B.Neely, K.wheaton, J.Touval and B.Runnels. 2000. Designing a Geography of Hope: A Practioner’s Handbook for Ecoregional Conservation Planning. The Nature Conservancy (TNC). Arlington, VA

Herrera, B. Corrales, L. 2004. Midiendo el éxito de las acciones en las áreas protegidas de Centroamérica: Evaluación y Monitoreo de la Integridad Ecológica. PROARCA/APM, Guatemala de la Asunción, Guatemala.

Holdridge, L.R. 1978. Ecología basada en zonas de vida. Instituto Interamericano de Ciencias Agrícolas, San José.

Kappelle, M., Brown, A.D. 2001. Bosques nublados del Neotrópico. Instituto Nacional de Biodiversidad, Heredia.

Miller, K., E. Chang & N.Johnson. 2001 Defining Common Ground for Mesoamerican Biological Corridor. World Resources Institute.

Myers, N., R.A.Mittermeier, C.G.Mittermeier, G.A.B. da Fonseca & J.Kents, 2000. Biodiversity hotspots for conservation priorities. Nature 403: 853-858.

Olson, D.M., E.Dinerstein, E.D. Wikramanayake, N.D. Burgess, G.V.N. Powell, E.C Underwood, J.A.D’Amico, I.Itoua, H.E.Strand, J.C.Morrison, C.J.Loucks, T.F.Allnutt, T.H.Ricketts, Y.Kura, J.F.Lamoreux, W.W.Wettengel, P.Hedao &K.Kassem. 2001. Terrestrial ecoregions of the world: A new map of life on Earth. BioScience 51, 11: 933-938.

Ridgely, R. y J. Gwynne. 1989. A guide to the Birds of Panama. Second Edition. Princeton University Press.

The Nature Conservancy (TNC). 2000. The Five-S Framework for Site Conservation. A Practitioner´s Handbook for Site Conservation Planning and Measuring Conservation Success. Second edition. Vol. 1. Arlington.

REFERENCIA

Asociación Conservación de la Naturaleza Guía de acciones para la conservación Sitio Binacional La Amistad, Costa Rica – Panamá. – 1 ed.— San José, C.R. : Asociación Conservación de la Naturaleza, 2005. 38 p. : 22 X 28 cms. ISBN: 9968-9557-3-6

EDICIÓN DIGITAL PARA DOMINIO PÚBLICO

Centro de Estudios de Recursos Bióticos, FCNET, Universidad de Panamá.


Responses

  1. […] Convenio de Diversidad Biológica ( 2004). Decisión V/6, COP 5. Enfoques por ecosistemas (Documento de Internet, actualizado Febrero 2004). https://biota.wordpress.com/2007/12/30/sitio-de-conservacion-binacional-la-amistad-costa-rica-panama/ […]

  2. Mi nombre es jaime enrique perez soy parte de el equipo veterinario protortugas que desde el año 2000 trabajamos en el santuario de tortugas marinas llamado poza del nance en sipacate escuintla.

    Creo que seria una actividad muy impresionante debido a que estas tortugas de mas de 200 libras no se observan a simple vista , pero debido a que presentan problemas de salud y para realizar su control de salud y boimetria completa . las capturamos y de ahi que puden observarse. estas tortugas no desovan en Guatemala lo hacen en costa Rica. Mexico e Isla GAlapagos de ahi la importancia de conocer y de conservar dicho lugar .


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: