Posteado por: BPP | septiembre 8, 2007

Recursos Naturales y Biodiversidad del Área Recreativa de Gatún, Colón

Recursos naturales y biodiversidad del Área Recreativa de Gatún

Vegetación

La vegetación del Área Recreativa Lago Gatún (ARLG) consiste principalmente de bosque perennifolio de tierras bajas en varios estados de sucesión, además de pequeños sectores donde hay fincas.

De acuerdo al sistema del Mapa de Vegetación de Panamá (LBI, 2000), la cual está acorde con la de UNESCO (Ellemberg & Mueller-Dombois, 1973), el Bosque perennifolio estacional tropical latifoliado de tierras bajas (Bosque siempreverde) está ubicado en toda el área de estudio. Es la clase de vegetación con mayor altura de dosel, con 35 m, y emergentes de hasta 40 m. Gran cantidad de árboles están por encima de los 50 cm de DAP y se encuentran lianas con diámetros de tallo mayores de 10 cm, lo cual indica que este bosque ha sido poco perturbado recientemente, con excepción de eventos naturales como vientos huracanados que puede arrancar de raíz los árboles de mayor tamaño.

Para el bosque viejo, la apariencia de la vegetación es muy similar en estructura, a la de otros bosques siempre verdes estacionales de la región (ANCON y TNC, 1996; 1995; Croat, 1978) y contiene las mismas especies dominantes que algunos sectores de la parte norte del PN Soberanía y del MN Isla Barro Colorado. Estas especies se consideran indicadoras de bosques relativamente viejos, que han sufrido perturbaciones en el pasado, especialmente jobo (Spondias mombin), guácimo colorado (Luehea seemannii) y laurel (Cordia alliodora), los cuales se consideran especies pioneras persistentes por Croat (1978) y Foster & Brokaw (1990).

En los estratos arbóreos inferiores se observa una mezcla de especies indicadoras de bosques jóvenes y de bosques viejos, lo cual confirma las conclusiones sobre el estado de conservación de los bosques del Área Recreativa Lago Gatún. En el sotobosque igualmente se encuentran especies propias del interior del bosque (Heliconia irrasa, Attalea sp. y Acalypha diversifolia), como especies que prosperan en claros y áreas perturbadas (Carludovica palmata, Dieffenbachia longispatha).

Las lianas son muy abundantes y algunas alcanzan diámetros relativamente grandes, pero la mayoría de las especies son más bejucos que lianas (considerando como bejuco a los tallos herbáceos, o lignificados de menos de 5 cm de diámetro; y como liana a los tallos leñosos de más de 5 cm de diámetro).

Usos del Suelo

Los diferentes tipos de uso de suelo presentes en el ARLG son producto principalmente de las actividades humanas sobre el medio.

Sistema productivo con vegetación leñosa natural o espontánea significativa 10-50 % (Arbustales / matorrales / rastrojos)

Esta clase de uso del suelo corresponde a pequeños sectores del área de estudio donde han habido claros naturales y desmontes para tratar de establecer cultivos. La estructura es muy simple, con un estrato de árboles emergentes de diferentes alturas, que son remanentes de la vegetación natural.

Las especies dominantes de la vegetación son arbustos y hierbas que prosperan en condiciones de alta luminosidad y humedad; además de las lianas y bejucos que también requieren de las condiciones existentes en los claros. Por esta razón la apariencia del arbustal es de una vegetación enmarañada, donde es muy difícil observar las plántulas o las hierbas que crecen a nivel del suelo.

Las epífitas presentes se observaron sobre las ramas de los árboles emergentes, y al igual que las especies de arbustos y árboles, son especies de orquídeas adaptadas a crecer a pleno sol.

Herbazales / cultivos (Sistema productivo con vegetación leñosa natural o espontánea significativa < 10 %)

En esta clase de uso del suelo está la vegetación más alterada por acción antropogénica, ya sea en los herbazales o en los cultivos, la vegetación natural ha sido reemplazada por especies exóticas, muchas de ellas ya naturalizadas en grandes porciones del país.

Los herbazales corresponden a potreros situados hacia el borde del área de estudio y están dominados por pastos y algunas hierbas de dicotiledóneas. Los cultivos también se localizan hacia la periferia del área de estudio, sin embargo, a diferencia de los encontrados en otros sitios, todavía mantienen muchos de los árboles del bosque original sobre los cultivos permanentes, a modo de explotación agroforestal, que es menos dañina al medio que la tala y quema. Esta forma de cultivo se realiza principalmente para uso doméstico, aunque siempre se puede comercializar un pequeño excedente de producción.

Adicionalmente, hacia el límite del ARLG con el antiguo depósito de municiones de Ft. Gulick, hay cordones de paja canalera (Saccharum spontaneum) y otras gramíneas de menor porte, que cubren los caminos que recorrían el depósito. Estos parches de paja canalera no son muy extensos, pero la especie dominante es una de las malezas más agresivas y difíciles de eliminar en áreas abiertas.

Flora

La provincia de Colón está cubierta en un 48% por bosques, siendo la tercera con mayor porcentaje de cobertura boscosa (INRENARE, 1995). De las más o menos 9,500 especies de plantas reportadas para todo el país, 1,700 se han registrado para esta provincia, es decir, el 19% de la flora de Panamá (ANCON-BDC, 2001). Esta provincia se caracteriza por poseer áreas boscosas con una amplia diversidad florística, gran variedad de hábitat y ecosistemas.

El presente estudio realizado en el Área Recreativa Lago Gatún permitió anotar 289 registros de plantas distribuidos en 83 familias de los cuales se identificaron 160 especies, 106 hasta el nivel de género y las restantes 23 se identificaron hasta el nivel de familia (angiospermas, gimnospermas y helechos). En orden descendente, las familias con mayor número de especies recolectadas durante el trabajo de campo fueron: Fabaceae, Rubiaceae, Araceae, Poaceae y Piperaceae (ver documento del Diagnóstico Biológico del ARLG).

La familia Fabaceae presentó una diversidad de géneros desde los arbóreos representados por Enterolobium, Dypterix, Tachigalia, Inga, Andira, Lonchocarpus y Ormosia; seguido de los arbustos representados por: Acacia, Erythrina, y Cojoba; trepadoras o lianas como Machaerium y algunas rastreras como Mimosa pudica y Desmodium sp., entre otras. De igual manera las Rubiaceae, Araceae y las demás familias antes mencionada presentan una buena variedad de géneros y especies.

Fauna

Mamíferos

Para el área designada históricamente como la Zona del Canal, la cual incluye a parte de la provincia de Colón, se han descrito unas 133 especies de mamíferos (CEACP, 1993; Fleming, 1973; Handley, 1966; Goldman, 1920).

Con condiciones similares de cobertura vegetal y posición geográfica, el trabajo realizado en la antigua instalación militar del Ejercito de los Estados Unidos en Fort Davis y Fort Gulick por ANCON (Santamaría & Roca, 1995), identificó especies de mamíferos que pueden estar presentes en el Área Recreativa del Lago Gatún. Este estudio registró la presencia de 38 especies de mamíferos, incluyendo cuatro especies de zarigüeyas, tres edentados (perezoso, armadillo y hormiguero), tres monos, tres carnívoros, dos ungulados, un conejo y seis roedores.

Por otro lado, otra fuente de información sobre la riqueza de especies se encuentra en los trabajos de investigación realizados, específicamente en el Área Recreativa Lago Gatún, por estudiantes de la Universidad de Panamá (Peñafiel & Jonson, 2000; Araúz et al. 1999). Estos dos trabajos identificaron 33 especies de mamíferos compuestos por dos especies de zarigüeyas, cinco edentados, 10 murciélagos, tres carnívoros y 11 roedores.

De esta forma, la literatura revisada nos permite estimar que la riqueza de especies del Área Recreativa Lago Gatún alcanza las 45 especies de mamíferos distribuidos en siete órdenes, 19 familias y 39 géneros. Durante el muestro de campo se pudo registrar la presencia de ocho especies de mamíferos, consistentes en seis murciélagos, un mono y un roedor (ver Diagnóstico Biológico del ARLG).

La metodología utilizada (EER) está diseñada para obtener información científica preliminar y confiable (Sobrevila & Bath, 1992). Esta metodología destaca el valor de la información científica existente, la cual es complementada con los resultados de un corto pero intensivo muestreo de campo. No son de extrañar entonces las diferencias numéricas entre los datos de literatura y de muestreo de campo, especialmente si tomamos en cuenta que muchas de los mamíferos reportados para el área de estudio son afectados por la presión antropogenica, lo cual resulta en un incremento en su habilidades crípticas, lo que disminuye la posibilidad de ser vistas con facilidad. El registro de especies a través de literatura comúnmente representa el arduo trabajo de varios años de investigación en diferentes condiciones estacionales. Así tenemos por ejemplo el caso del proyecto Legacy (ANCON & TNC, 1995), el cual abarcó tres años de investigación (1993-1995).

Las especies de mamíferos identificadas a través de la literatura para el Área Recreativa Lago Gatún, incluyen especies rangos restringidos de distribución (N1/N2). Así tenemos que el murciélago Diaemus youngi, cuya distribución debe cubrir todo el país (Reed, 1990), efectivamente sólo ha sido registrado exclusivamente en las provincias de Colón y Panamá (BDC, 2002). Al menos 13 especies presentan poblaciones consideradas en un estado vulnerable según la Lista de Fauna Importante para la Conservación (LFIC) de Solís et al. (1999) (Apéndice 1b), entre estas podemos mencionar al ñeque (Dasyprocta punctata), el gato solo (Nasua narica), el cusumbí (Potos flavus) y la rata trepadora común (Tylomis watsoni). Esta última especie es característica de bosques lluviosos densos; dado su estrecha asociación con árboles, sus poblaciones son muy afectadas por la deforestación (Méndez, 1993). Otra especie de mamífero tiene poblaciones en peligro de extinción, según Solís et al. (1999). Estas incluyen al tapacara (Cyclopes didactlus).

De las especies de mamíferos protegidas por las leyes de vida silvestre de Panamá, 12 se encuentran en el Área Recreativa Lago Gatún (Apéndice 1b), como por ejemplo el gato de agua (Lutra longicaudis), el armadillo (Dasypus novemsinctus) y el hormiguero (Tamandua mexicana). La mayoría de los mamíferos considerados bajo las leyes de vida silvestre en el país se encuentran amenazados por la presión que ejerce la caza, tanto rdeportiva como la de subsistencia.

Tanto el perezoso de dos dedos (Choloepus hoffmani), como el mono nocturno (Aotus lemurinus), presentes en el Área Recreativa Lago Gatún, se encuentran considerados por las categorías de amenaza de la UICN. Así mismo, seis especies de mamíferos en incluidas en los apéndices de CITES (Apéndice 1b). Entre las especies consideradas en los apéndices de CITES en el área de estudio se encuentran: el mono cariblanco (Cebus capucinus), el mono aullador (Allouata palliata) y el gato de agua (Lutra longicauda) y el perezoso de tres dedos (Bradypus variegatus).

Aves

Los alrededores del Lago Gatún proveen el hábitat adecuado para una gran variedad de especies de aves, y el área es visitada anualmente por ornitólogos y aficionados por la facilidad con la que se observan aves en el lugar. Los trabajos de Ridgely & Gwynne (1993), Wetmore (1984) y Wetmore, et al. (1972, 1968) describen la avifauna del área de estudio de manera general, pero existen varios estudios con información más específica del área (ANCON, 1996). En estos estudios se han registrado entre 70 y 212 especies de aves en el área.

Durante los muestreos de campo se registraron 93 especies de aves, divididas en 17 órdenes y 31 familias. Las especies observadas corresponden a una gran variedad de niveles tróficos, donde se destacan las familias Emberizidae, Tyrannidae y Formicaridae. Entre las especies registradas, cinco están protegidas por ley, 13 se encuentran dentro del apéndice 2 de CITES, mientras que una está incluida en la Lista de Fauna Clave para la Conservación de Ralph et al. (1999).

La mayoría de las especies registradas tienen amplios rangos de distribución, pero la distribución exacta de algunas especies es desconocida, como por ejemplo el ibis morito (Plegadis falcinellus).

Entre las cinco especies protegidas por ley, aves como la chachalaca cabecigris (Ortalis cinereiceps) y el tinamú chico (Crypturellus soui) son aves de caza muy apreciadas, así como la paloma colorada (Columba cayannensis) y la paloma escamosa (Columba speciosa), también presa frecuente de los cazadores locales. El amazona coroniamarillo (Amazona ochrocephala) en cambio, está protegido por ley ya que está más amenazada por el tráfico como mascota a nivel nacional e internacional.

Entre las 13 especies registradas citadas en el apéndice 2 de CITES, cabe destacar el ermitaño pechicanela (Glaucis hirsuta). Otras especies en esta categoría incluyen el gavilán aludo (Buteo platypterus), un ave rapaz migratoria del norte, y el búho de anteojos (Pulsatrix perspicillata), una especie difícil de observar durante el día. Sin embargo, en Panamá las aves como el tucán pico de iris (Ramphastos sulfuratus), el loro cabeciazul (Pionus menstruus) y el perico barbinaranja (Brotogeris juglaris) son las que comúnmente son capturadas y puestas a la venta a nivel nacional e internacional como mascotas exóticas. La práctica común e indiscriminada de esta actividad representa un peligro para la supervivencia de estas aves.

La única especie registrada durante los muestreos de campo incluida dentro de la Lista de Fauna Importante para la Conservación (LFIC) de Ralph et al. (1999) fue el amazona coroniamarillo (Amazona ochrocephala).

Otras especies fueron observadas regularmente durante los muestreos de campo como el ermitaño colilargo (Phaethornis superciliosus), cuco ardilla (Piaya cayana), dacnis azul (Dacnis cayana), picogrueso negriazulado (Cyanocmpsa cyanoides), mosquero rayado (Myiodynastes maculatus), y trogón colipizarra (Trogon massena), entre otros.

El ARLG es un lugar rico en aves, y en la literatura revisada se encontró el registro de una gran cantidad de aves rapaces, como el gavilán dorsiplomizo (Leucopternis semiplumbea), el elanio plomizo (Ictinia plumbea) y el aguilillo negro (Spizaetus tyrannus), todos incluidos dentro del apéndice 2 de CITES por amenazas del tráfico internacional de especies exóticas, al igual que la lechuza campanaria (Tyto alba) (Apéndice 1b). Otro grupo bien representado es el de los colibríes y se han reportado especies como el calzonario de bufón (Chalybura buffoni), el hada coronipúrpura (Heliothryx barroti) y la coqueta crestirrufa (Lophornis delattrei), los cuales también están incluidos en los apéndices de CITES, aunque en Panamá son pocos los reportes del tráfico de colibríes.

Además, se han registrado especies como la cotinga azul (Cotinga nattererii) que se encuentra solamente desde el oeste de las provincias de Panamá y Colón hacia el este a través de San Blas y Darién. Al igual que con el ermitaño pechicanelo (Galucis hirsuta), Panamá representa el extremo norte de su distribución. Por último, se han reportado una gran variedad de aves migratorias, como por ejemplo: el vireo de filadelfia (Vireo philadelphicus) para el cual Panamá representa el extremo sur de su distribución invernal. Además están especies como la reinita flanquicastaña (Dendroica pensylvanica), reinita pechicastaña (Dendroica castanea), reinita trepadora (Mniotilta varia), y la tángara veranera (Piranga rubra), solo para mencionar algunas. Estas especies crían en Norteamerica y pasan los meses de invierno en los bosques de Panamá, formando en ocasiones parte de bandadas mixtas con aves residentes. Durante los muestreos de campo no se observaron especies de aves migratorias, ya que la época del año en el que se realizaron dichos muestreos (agosto) no corresponde al arribo de estas especies al país.

Anfibios y Reptiles

El área de la antigua “Zona del Canal” es históricamente una de las áreas más y mejor estudiadas en el país, debido a su importancia en diferentes facetas del desarrollo socioeconómico país (Santamaría & Roca, 1996,a,b; ANCON, 1955; Jaramillo & Rand, 1995; Santamaría & Roca, 1995a,b; Ortleb & Heatwole 1995; Willis, 1976; Schmidt; 1946; Dunn & Bailey, 1939). La gran accesibilidad a las principales ciudades del país y, por ende, a los centros de estudios superiores del país ha permitido el desarrollo de variados trabajos de investigación en el área.

Las especies registradas, tanto para anfibios como reptiles, son en su mayoría especies comunes al sotobosque de bosques tropicales de tierras bajas, Sin embargo, muchas de las especies de anuros registrados en el área de estudio son endémicas regionales. Para el área de América Central se han reconocido seis principales ensamblajes herpetofaunísticos, de los cuales dos se encuentran en Panamá, uno denominado “Herpetofauna Panameña” y el otro “Herpetofauna Chocoana” (Savage, 1982). De estos dos ensamblajes, es el primer ensamblaje el que nos interesa, pues es en el que se encuentra nuestra área de estudio. Savage lo describió como la fauna asociada a hábitats subhúmedos de tierras bajas separados desde el este de Panamá a lo largo de la vertiente Pacífica, hasta alcanzar la región de Chiriquí al oeste de Panamá. Este ensamblaje guarda mas afinidad con la herpetofauna de las tierras bajas norteñas de Colombia y Venezuela. Sin embargo, es indiscutible que hubo una considerable dispersión de especies de anfibios y reptiles entre Centro América y Sur América a través del Istmo de Panamá. De esta forma la herpetofauna de las tierras bajas de Panamá es una mezcla de especies típicas de las secciones adyacentes de América Central y Sur América.

Dentro de las especies de anfibios pertenecientes al ensamblaje de “Herpetofauna Panameña” existen especies que presentan una distribución bastante restringida. Entre las especies endémicas regionales que están en el área de estudio, podemos mencionar a especies como las dendrobátidos del género Colostethus. De este género se registraron al menos tres especies (i.e., C. flotador, C. inguinalis, C. nubicola), siendo especies comunes de la hojarasca del suelo de áreas boscosas cubiertas, asociadas en mayor o menor grado a pequeños cuerpos de agua.

De las especies reconocidas para el área de estudio, dos son consideradas especies amenazadas en la Lista de Fauna de Importancia para la Conservación en Centroamérica y México: Listas Rojas, Listas Oficiales y Especies en Apéndice CITES (LFIC), Solís et al. (1999). Estas especies son la rana Eleutherodactylus raniformis y el caimán aguja (Crocodylus acutus). Tal como esta definido, las especies en esta categoría enfrentan un riesgo muy alto de extinción en el estado silvestre en el futuro cercano, determinado por variados criterios.

Muy pocos son los anfibios o reptiles que se encuentren protegidos por ley en nuestro país, dentro del área de estudio se identificaron tres especies dentro de esta protección, una es la boa (Boa constrictor) y el caimán aguja (Crocodylus acutus). Tanto la boa como el caimán aguja se encuentran amenazadas por el valor que tienen sus pieles en la confección de artículos de cuero. A diferencia de estas especies, la iguana verde (Iguana iguana) es perseguida tanto por su carne como por sus huevos, debido a que es muy apreciada en diferentes grupos culturales del país. Estas tres especies además se encuentran dentro de los apéndices de la convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres, específicamente en el Apéndice 2 el cual regula la exportación y utilización de especies de poblaciones naturales (CITES, 1998).

Peces

La ictiofauna del ARLG esta determinada por la cercanía del Lago Gatún, este reservorio de agua dulce es el hábitat de muchas especies de peces de aguas continentales entre las especies más representadas se encuentra un grupo de cíclidos como el pez sargento (Cichla ocellaris), la vieja (Vieja maculicauda), el pez oscar (Astronotus ocelatus), otras especies que hacen parte de la ictiofauna es el sábalo real (Megaolps atlanticus), especie de agua salada pero que suele subir a través de las corrientes hasta aguas continentales. La presencia de estas especies le ha acreditado al Lago Gatún un sitio ideal para la promoción de la pesca deportiva y recreativa, la cual se practica desde varios puntos del lago como Gamboa y la Arenosa en el distrito de la Chorrera., sin los estudios de dinámica poblacional y capacidad de captura y la supervisión que pudieran garantizar el control de la sobre explotación de estas especies, (Tovar, 1994)

Créditos

ANAM. 2002. Plan de Manejo del Área Recreativa de Gatún. Autoridad Nacional del Ambiente. República de Panamá.

Edición digital para dominio público: Centro de Estudios de Recursos Bióticos, Universidad de Panamá.


Responses

  1. como se define una especie indicadora para (flora y faura)con ejemplo para la republica de Panamá

  2. feo!

    • bobo

  3. es muy gueno esta paina para los niños

  4. pues para mi parese Una pagina muy bonita para nosotros las niñas i niños

  5. En el lago gatun existe un un insecto llamado bulgarmente “cucaracha de agua, bicho de agua”, el cual pica a los animales, más que todo a los equinoS; ocaciona pudrición de la carne, continuo flujo de sangre, no se detiene el organismo agresos y por último muere.

  6. no hay mapas de algun recurso natural en panama? porfavor es urgente

  7. Buenos necesito saber que provinciaespecificament posee mayor biodiversidad en Panamá y porQue?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: