Posteado por: BPP | agosto 18, 2007

Productos forestales no maderables y su importancia en Panamá

PRODUCTOS FORESTALES NO MADERABLES Y SU IMPORTANCIA

Los grupos autóctonos de Panamá tienen un fuerte nexo con el uso de recursos del bosque de donde derivan grandes beneficios directos para las familias; sin embargo, no hay datos cuantitativos que permitan valorar, en términos económicos, lo que significa el aporte real de los PFNM del bosque en bienes y servicios.

Plantas medicinales

En Panamá, como en el resto de países de América Central, existe una fuerte tradición del uso de plantas medicinales y un creciente mercado, tanto para consumo interno (es utilizado no sólo por los habitantes rurales sino también en las ciudades) como para la exportación. No hay información bibliográfica que analice y cuantifique la situación de las plantas medicinales en Panamá; solamente trabajos referentes a comunidades específicas o especies citadas en documentos regionales. Por la misma razón, no existen datos sobre la producción, comercialización y precios. En la ciudad de Panamá está la Farmacia Botánica, en donde se comercializan plantas frescas y deshidratadas. También se comercializan varias plantas medicinales en los mercados de Caledonia y Río Abajo, y en el mercado público de Colón.

Cuadro 2. Plantas medicinales vendidas por la Farmacia Botánica en forma deshidratada y empacada.

Nombre común

Nombre científico

Cola de caballo Equisetum bogotense
Mastrano Lippia alba
Hierba de limón Cymbopogon citratus
Menta Mentha piperita
Pata de vaca Bahunia caadicans
Contragavilana Neurolaena lobata
Balsamino Momordica charantia

Fuente: Farmacia Botánica, Ciudad de Panamá

A pesar de no contarse con estadísticas confiables, por informes del Instituto Panameño de Comercio Exterior se sabe que en 1993 se exportaron 1.053 kg de raíz de ipecacuana (Cephaelis ipecacuanha), zarzaparrilla (Smilax aspera) y Ficus benjamina; el rubro de exportación de plantas medicinales no alcanza el 0,02 por ciento de las exportaciones de Panamá. La mayoría de las plantas provienen de la extracción en bosques y campos abiertos, y en menor medida, de pequeñas plantaciones o huertos. Este sistema conlleva problemas de escasez, aumento de costos y posibilidad de extinción de algunas de las especies, como es el caso de la ipecacuana, cola de caballo (Equisetum bogotense) y calaguala (Polypodium aureum), las que se han agotado o están amenazadas de extinción.

Entre las comunidades indígenas kunas se utilizan como plantas medicinales el sapigarda (Simaba poliphylla) que se vende a 0,50 $EE.UU. cada hoja; la raicilla (Cephaelis ipecacuanha), el mangle rojo (Rhizophora mangle) y la jira (Socratea durissima).

Cuadro 3. Especies de plantas medicinales más importantes de Panamá

Nombre científico

Nombre común

Familia Parte utilizada
Aloe vera Sábila Liliaceae gel de la hoja
Anacardium occidentale * Marañón Anacardiaceae Corteza
Bixa orellana* Achiote Bixaceae Semillas
Brugmansia candida Floripondio Solanaceae Hojas/raíces
Capsicum annuum Ají Solanaceae Fruto
Carica papaya* Papaya Caricaceae Látex del fruto
Cassia fistula caña fistula Leguminosae Hojas
Catharanthus roseus Chabelita Apocynaceae Hojas y raíces
Cephaelis ipecacuanha Raicilla Rubiaceae Raíces
Cymbopogon citratus Hierba de limón Gramineae Hojas
Equisetum bogotense cola de caballo Equisetaceae Tallo
Gliricidia sepium Mata ratón Leguminosae Corteza, hojas, semillas
Hibiscus sabdariffa* Saril Malvaceae Flores
Hymenaea courbaril Algarrobo Leguminosae Corteza
Justicia pectoralis Tilo Acanthaceae Planta
Lippia alba* Mastranto Verbenaceae Hojas
Lippia dulcis* Hierba dulce Verbenaceae Hojas y flores
Melissa officinalis Toronjil - Hojas
Momordica charantia Balsamino Cucurbitaceae Planta
Neurolaena lobata Contragavilana Compositae Hojas
Ocimum basilicum Albahaca Labiatae Hojas
Pancratium littorale —– Amaryllidaceae -
Passiflora ligularis* Granadilla Passifloraceae Planta entera
Petiveria alliacea Anamú Phytolaccaceae Planta
Plantago major* Llantén Plantaginaceae Hojas
Pluchea carlinensis Salvia Compositae Hojas
Psidium guajava * Guayava Myrtaceae Madera
Quassia amara Quasia Simaroubaceae Madera
Ricinus communis Higuerilla Euphorbiaceae Semilla
Ruta graveolens Ruda Rutaceae Planta
Scoparia dulcis Escobilla Scrophulariaceae Planta
Simaba cedron Cedrón Simaroubaceae Semilla
Simarouba amara Aceituno Simaroubaceae Fruto/corteza
Stachytarpheta jamaicencis Verbena morada Verbenaceae Hoja
Tabebuia rosea Roble Bignoniaceae Corteza
Zingiber officinale* Jengibre Zingiberaceae Rizomas

* Plantas cultivadas en pequeña escala, la mayoría con fines agrícolas por su uso como alimento

Fuente: Ocampo, R. 1994

Cuadro 4. Especies de plantas medicinales comercializadas.

Nombre común

Nombre científico

Volumen/año (kg)

Precio unitario/kg ($EE.UU.)

Precio total/año ($EE.UU.)

Zarzaparrilla Smilax spp. 454,55 3,30 1.500,00
Calaguala Polipodium aureum 1.090,91 4,40 4.800,00
Cola de caballo Equisetum bogotense 454,55 2,20 1.000,00
Anamu Petiveria alliacea 90,90 1,65 148,50
Hombre grande Quassia amara 18.181,82 2,75 50.000,00
Caña agria Costus spicatus 360* 2,00 720,00

* docenas

Fuente: Sra. Esperanza de Desgracia, propietaria de la Farmacia Botánica. Comunicación personal

Productos alimentarios

Se utilizan las semillas del árbol de malagueto hembra (Xylopia frutescens), que crece en áreas abiertas, para dar sabor a la chicha de maíz. De la palma de pacora (Acrocomia aculeata) se extrae la savia del tallo con la que se elabora una bebida fermentada; los frutos machacados se usan para cocinar y extraer aceites.

La bromelia (Bromelia karatas), localmente conocida como piro, se consume en forma de chicha, rica en vitamina C, de sabor ácido, fuerte y refrescante. También se utilizan como alimento los frutos de una palmera nativa del género Bactrix, llamada caña brava.

Artesanías

Muchas de las actividades culturales de las poblaciones indígenas y rurales de Panamá se relacionan con el uso de plantas para la elaboración de artesanías. Tradicionalmente en las áreas rurales e indígenas se han utilizado especies nativas productoras de fibras y tintes para la confección de artesanías, adornos, herramientas e instrumentos. Desde la época prehispánica se fabrican hamacas de algodón (Gossypium spp.), de fibras de henequén (Agave fourcroydes) y de cabuya (Furcraea cabuya); así como canastos de vijao (Calathea sp.).

Las plantas más utilizadas en la manufactura de artesanías son las que proveen fibras. Se usan más de 70 especies de estas plantas para la elaboración de artículos de uso personal, doméstico y agrícola. Entre ellas están las palmas guágara (Sabal allenii), jira (Socratea durissima), matumba (Desmoncus isthmius), maquenca (Oenocarpus mapora), kapok (Ceiba pentandra), balso (Ochroma pyramidale) y chonta (Astrocaryum standleyanum).

Existe un mercado floreciente de artesanías hechas principalmente por los grupos indígenas. Un ejemplo es la Cooperativa de Artesanos de Emberá, un grupo indígena del Darién que produce artesanías de las palmas tagua y chonta. En la elaboración de esculturas con semillas de tagua (Phytelephas seemannii) trabajan 300 hombres. Este grupo produce 15 mil piezas por año para los mercados de artesanías en Panamá. A pesar de que las esculturas tienen gran demanda y un alto valor comercial, no se ha comenzado a exportar este producto. Los precios varían entre 10 y 70 $EE.UU. por pieza. En promedio, una pieza cuesta 35 $EE.UU., por lo que las ventas anuales ascienden a 525.000 $EE.UU.

Del cogollo de la palma llamada chonga (Astrocaryum standleyanum) se extrae una fibra con la que las mujeres de las tribus del Darién confeccionan canastos. En promedio, trabajan unas 750 mujeres que producen 50 mil piezas por año. Los precios varían de 10 a 50 $EE.UU., con un promedio de 25$EE.UU., lo que representa un total en ventas anuales de 1.250.000 $EE.UU. Los productos artesanales fabricados con tagua y chonta confeccionados por los grupos indígenas del Darién generan un total de 1.775.000 $EE.UU. anuales.

Una de las especies más importantes y sobresalientes por su amplia utilización es la bellota (Cardulovica palmata), que procesan en Coclé para hacer sombreros, carteras, jabas (canastas para guardar ropa) y recordatarios (artesanías miniatura que se venden como recuerdos). El Mercado Artesanal de Coclé produce y comercializa el 75 por ciento de las artesanías de bellota que se fabrican en Panamá. En total, el mercado de productos artesanales fabricados con la bellota podría alcanzar los 290.000 $EE.UU. anuales para todo el país.

Cuadro 5. Artesanías elaboradas con bellota (Carludovica palmata) producidas y comercializadas en el mercado artesanal de Coclé.

Tipo de artesanía

Unidades producidas y comercializadas

Precio unitario

($EE.UU.)

Ingreso bruto

($EE.UU.)

Sombreros 6.000 15,00 90.000
Jabas 5.000 6,00 30.000
Carteras 2.500 3,00 7.500
Móviles 5.000 3,00 15.000
Cubrepotes 10.000 3,00 30.000
Recordatorios 45.000 1,00 45.000
Total 73.500 217.500

Fuente: Sra. Marelis de Montesa, Administradora Mercado Artesanal de Coclé. Comunicación personal

De la corteza del árbol llamado cortezo (Apeiba tibourbou) se extrae una fibra para tejer mochilas y sogas de uso doméstico. El material se saca de bosques secundarios y es sometido a un proceso de suavizado en agua de mar y secado antes de extraer las fibras en forma manual. También se usan fibras de malagueto (Xylopia frutescens), barrigón (Pseudobombax septenatum), majagua (Hampea appendiculata, Heliocarpus popayanensis) y cocuá (Poulsenia armata).

Colorantes naturales

Entre las plantas utilizadas como tintóreas, las comunidades indígenas en Panamá utilizan la mora (Chlorophora tinctorea), el macano (Diphysa robinoides), el añil silvestre (Indigofera sp.), el mangle rojo (Rhizophora mangle), Arrabbidaea chica, y otras como jagua (Genipa americana); achiote (Bixa orellana); y ojo de venado (Mucuna sp.), empleado por los grupos indígenas para teñirse el cuerpo.

Materiales de construcción

Para la construcción de viviendas en las áreas rurales e indígenas de Panamá se utilizan muchas especies, tanto de árboles como de no maderables. La palma jira (Socratea durissima) sirve para construir pisos y paredes en las viviendas levantadas sobre postes, las que pueden durar hasta 30 años. Las hojas de la palma guágara (Sabal alleni) se emplean en la construcción de techos de las casas campesinas e indígenas en la zona del Darién. Manicaria sacciferta es una palma que crece en sitios inundados, y cuyas hojas maduras también se utilizan para el techado en las comunidades kunas. Esta es la de mejor calidad para techos; el precio de cada hoja es de alrededor de 0,15 dólar, el costo promedio de un techo de una vivienda mediana oscila entre 500 y 600 $EE.UU. La demanda ha aumentado con la proliferación de complejos turísticos en el área. También se utilizan otras palmas como la Crisophila spp, la Oenocarpus mapora (muy vulnerable actualmente), la Socratea exhorriza, y la Attalea butyracea (hojas para techados, tallo para construcciones ligeras). En el interior de Panamá es común encontrar viviendas cuyas paredes y cielorrasos están elaborados con caña blanca (Gynerium sagittatum).

Los grupos kunas utilizan el bejuco real o sargi (Heteropsis oblongifolia) para amarrar los postes y paredes en las viviendas, como sustituto de los clavos. Un rollo de bejuco trae generalmente doce bejucos de 3 a 4 yardas (1 yarda = 0,91 m) de largo, y cuesta 0,75 $EE.UU. el rollo. Para la construcción de una casa se utilizan aproximadamente 55 rollos. Las comunidades kunas gastan aproximadamente 13.475 rollos, que representan 10.106 dólares. Esta especie está siendo sobreexplotada en los bosques primarios, pues además se utiliza para la fabricación de muebles de mimbre, que se venden a precios que oscilan entre 200 y 400 dólares el juego.

Plantas ornamentales

Al mercado internacional de plantas ornamentales se exportan orquídeas. La proveniencia de las plantas no es del todo clara; se supone que son cultivadas, pero más bien se cree que en realidad provienen del bosque, y que simplemente son ambientadas y preparadas para el mercado en un vivero. Se comercializan orquídeas, tales como la Cattleya spp., la Oncidium spp., la Odonthoglossum spp. , y la Epidendrum spp., además de la flor del espíritu santo (Peristeria elata), que es la flor nacional de Panamá.

Fuente:

Gabriel Roberto Robles Valle, Kloeber Oliveira Barbosa y Róger Villalobos Soto. 2000. Evaluación de los productos forestales no madereros en América Central. FAO. Roma.–Proyecto Conservación para el Desarrollo Sostenible en América Central (Olafo). Área de Manejo y Conservación de Bosques y Biodiversidad Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE),Turrialba, Costa Rica.

About these ads

Responses

  1. esta bueno me interesa que me mandaran todo lo que tenga que ver con la planta del anamu

  2. Somos una empresa peruana y estamos muy interesados en la raiz de ipecacuana.
    Favor de enviarnos informacion a la brevedad a nuestro correo : webmaster@natura-world.com
    Cordiales saludos,
    juan Narvarte

  3. EASTAN VIEN GUELLES

  4. muy mala informacion no me ayudo en nada jajajajajajajajajajajajajajajajajajaja

  5. necesito información sobre la “Cardulovica palmata”, seria de gran ayuda en mi investigacion

  6. ustedes no me sirvieron de nada gracias por nada pura perdida de tiempo

  7. no se k es esto nmaz komento por k me gusts komentar

  8. ose yo busko otra kosa no eso nmaz me isieron perder mi tiempo de tarea no se vale y ponen algo aganlo bien


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: