Posteado por: BPP | julio 24, 2007

Vegetación y flora del Bosque Protector de Palo Seco, Bocas del Toro

Vegetación, comunidades naturales, usos de la tierra y flora del Bosque Protector de Palo Seco 

Vegetación, comunidades naturales y uso de la tierra

De acuerdo a su estructura y composición se encontraron cinco clases de vegetación y dos clases de usos de suelo (ver Anexo de Mapas del PM: Mapa 4).  La descripción de la vegetación se realiza en dos grandes bloques: primero se presentan las clases de vegetación y, después, las clases de usos del suelo.  Entre los bosques se presentan desde el nivel altitudinal inferior hasta el más elevado.  Igualmente, entre las clases de uso del suelo se presentan primero las menos intervenidas.

Cuadro 4.1.  Extensión de las clases de vegetación y de uso del suelo del BPPS

Clase de vegetación y de uso del suelo

Extensión (en ha)

%

Bosque perennifolio ombrófilo tropical latifoliado de tierras bajas

65,929

39.38

Bosque perennifolio ombrófilo tropical latifoliado submontano

61,251

36.59

Bosque perennifolio ombrófilo tropical latifoliado montano

25,377

15.16

Bosque perennifolio ombrófilo tropical latifoliado altimontano

7,683

4.59

Bosque perennifolio ombrófilo tropical latifoliado nuboso

632

0.38

Sistema productivo con vegetación leñosa natural / espontánea significativa (10-50%)

2,169

1.30

Sistema productivo con vegetación leñosa natural / espontánea significativa ( < 10%)

4,369

2.61

Total

167,410

100.00

Fuente: Imágenes de satélite Landsat TM; mapa de vegetación de Panamá (ANAM, 2000)

El BPPS es una de las AP cuya vegetación natural es bastante homogénea; está formada únicamente por bosques perennifolios ubicados en distintos niveles altitudinales, lo cual influye en la composición florística a gran escala (familias y géneros), pero no en su aspecto general y la firma digital utilizada para interpretar las imágenes de satélite.  Por ello, la única forma de diferenciar las distintas clases indicadas en el Cuadro 4.1 es la localización de las curvas de nivel que dividen una faja altitudinal de la siguiente. No obstante, esa aparente uniformidad de la vegetación enmascara variaciones importantes en la diversidad y la estructura de la vegetación de la región, especialmente aquellas que ocurrieron a partir de fincas de cacao abandonadas o con poco manejo.

También se percibe un importante nivel de intervención en la forma de polígonos de potreros, cultivos y rastrojos.  Pero, independientemente de las causas que originan el aspecto de la vegetación, muchas de las variaciones de intervención antrópica no son evidentes en las imágenes de satélite y, por consiguiente, la delimitación de los polígonos de vegetación de acuerdo a su estado de conservación no es posible de la manera señalada en el Mapa de Vegetación de Panamá  (MVP) (ANAM, 2000).

Bosque perennifolio ombrófilo tropical latifoliado (BPOTL) de tierras bajas

Según el MVP, este bosque ocupa la mitad más al norte y al este del AP, y en la interpretación de las imágenes de satélite el cambio más notable ocurrió en la forma del límite de esta vegetación y el bosque submontano, pero no en su localización general.

El dosel del bosque de tierras bajas alcanza los 35m de altura en los parches no intervenidos y alrededor de 25m en los sectores intervenidos.  En ambos tipos de bosque los árboles emergentes sobresalen por encima del dosel y, generalmente, llegan a los 45-40m. 

La mayoría de las especies dominantes de los estratos arbóreos son distintas; sin embargo, cuando se consideran los niveles taxonómicos superiores como familia o género, la similitud aumenta.  Esta clase de vegetación es la más rica en especies y donde se puede apreciar mayor variación florística, no sólo en las especies dominantes, si no en la flora de un sitio específico, ya que las variaciones de clima y suelos afectan de modo más evidente a la vegetación, especialmente en la costa del Caribe.

Los estratos inferiores, además de individuos de las especies del dosel, contienen especies características de este estrato, en especial palmas como jirote (Iriartea deltoidea).  En el bosque intervenido, por el contrario, la mayor cantidad de individuos pertenece a cacao (Theobroma cacao) de plantaciones abandonadas, en donde hay individuos dispersos de especies pioneras entre el cacaotal. El sotobosque es bastante denso y contiene numerosas especies de arbustos y hierbas, pero es más denso y diverso en el bosque no intervenido.

Bosque perennifolio ombrófilo tropical latifoliado (BPOTL) submontano

Esta vegetación se localiza en las estribaciones de la cordillera de Talamanca, y tanto en el MVP como en las adecuaciones realizadas con los mapas de escala 1:50.000, su ubicación general es la misma (ver Anexo de Mapas del PM: Mapa 4), con la diferencia de presentar una forma más estrecha en la realidad de lo que aparece en el MVP.

El dosel del bosque submontano alcanza los 35-40m de altura en los parches no intervenidos y alrededor de 25-30m en los sectores intervenidos; y, en general, parece más alto que el del bosque de tierras bajas.  Los árboles emergentes sobresalen por encima del dosel y, generalmente, llegan a los 50m en el bosque no intervenido y a los 45m en el intervenido.  La mayoría de las especies dominantes de los estratos arbóreos son similares, excepto en los emergentes.  Sin embargo, cuando se consideran el nivel taxonómico de familia, la similitud disminuye.

Esta clase de vegetación también es muy rica en especies debido a que muchas de ellas que son más comunes en los bosques de mayor o de menor altitud, igualmente se pueden observar en los bosques de esta faja altitudinal, contribuyendo así a una gran variación de la diversidad florística.

En los estratos inferiores se observan individuos de las especies del dosel, además de especies características de este estrato, especialmente de los géneros Casearia, Trichilia y Ocotea.  En esta clase de vegetación las diferencias entre bosque no intervenido e intervenido se aprecian en la mayor altura del dosel y en la densidad de troncos para el bosque no intervenido, así como algunas de las especies dominantes y una mayor cantidad de árboles caídos o con señales de machete, hacha o motosierra en el bosque intervenido.

El sotobosque es bastante denso y contiene numerosas especies de arbustos y hierbas, pero es más denso y diverso en el bosque no intervenido.

Bosque perennifolio ombrófilo tropical latifoliado (BPOTL) montano

Según el MVP, este bosque no está presente en el BPPS.  Sin embargo, en este trabajo, luego de la corrección con las curvas de nivel indicadas en las hojas topográficas de escala 1:50,000 del IGNTG, resultó que esta clase de vegetación se encuentra en trece parches, de los cuales el más grande es relativamente estrecho y de forma muy irreglar y se extiende por la cordillera, desde los límites con la RFF hasta encontrar el límite con el PILA próximo a Culebra (ver Anexo de Mapas del PM: Mapa 4).  Los parches restantes están dispersos a lo largo del límite con el PILA.  El bosque montano es la tercera clase en tamaño en el AP, aunque sea la sexta clase de mayor superficie según el MVP.

El dosel del bosque montano alcanza los 25m y en él no se distinguen parches con distinto estado de conservación.  Los emergentes se observan hasta 10m por encima del dosel.  La altura del dosel en este bosque es ligeramente menor que la registrada en los bosques montanos de la vertiente Caribe del PILA, pero la diferencia con los del PNVB, en la vertiente del Pacífico, es mayor, aunque esto puede estar más relacionado con los sitios de muestreo o la metodología que con diferencias en la altura del bosque en ambos sitios.

El dosel está dominado por varias especies de árboles, pero el roble de montaña (Quercus spp.) está ausente, a pesar de ser el género dominante en los bosques montanos de la vertiente del Pacífico. El estrato medio es relativamente denso y en su composición predominan los géneros y familias distintos a los del dosel.  El sotobosque también es bastante denso y los géneros y familias presentes son las más frecuentemente observadas en la mayoría de los bosques situados en tierras de poca o mediana elevación.  Esto sugiere que el filo está sometido a condiciones limitantes, ya que los géneros presentes están entre los más ricos en especies en sus respectivas familias.

Bosque perennifolio ombrófilo tropical latifoliado (BPOTL) altimontano

Según el MVP, esta vegetación no está presente en el BPPS; sin embargo, luego de la interpretación de la imagen de satélite, la misma se localiza en seis parches dispersos, casi todos contiguos al PILA, de los cuales el mayor es el que se extiende entre el extremo oriental del PILA y la RFF (ver Anexo de Mapas del PM: Mapa 4).  Esta clase de vegetación apenas representa un 5% del área del BPPS.

El dosel es relativamente alto, con 30m de altura y emergentes que llegan a los 40m.  A pesar de su altura y desarrollo, este estrato está dominado casi exclusivamente por una especie de Sapium (Euphorbiaceae), acompañada por una especies de Inga (Fabaceae).  Igualmente, los emergentes pertenecen a la especie más dominante en el dosel.

Los estratos medios son mucho más ricos en especies y están dominados por individuos de las especies y familias del dosel, acompañados por otras especies características de los bosques de montaña, especialmente Prestoea (Arecaceae) y Cyathea (Cyatheaceae).  El sotobosque es relativamente denso y entre las plantas que le dan un aspecto peculiar están los helechos arborescentes del género Cyathea y los otoes gigantes (Xanthosoma robustum), los cuales puede llegar a medir hasta 10 de DAP.

Bosque perennifolio ombrófilo tropical latifoliado (BPOTL) nuboso

El bosque nuboso no aparece indicado para el BPPS; sin embargo, luego de la interpretación de la imagen de satélite, esta vegetación se localiza en un parche ubicado frente al extremo sudeste del PILA.  Esta clase de vegetación es la de menor extensión en el BPPS y representa sólo el 0,4% de su área total. Este único parche de bosque nuboso está localizado en un área relativamente inaccesible, con pendientes muy pronunciadas, que impidieron el acceso al área durante la segunda gira de recopilación de información para esta EER; por lo tanto, los datos presentados serán extraídos de publicaciones que incluyan este tipo de bosque.

El dosel es relativamente bajo y posiblemente esté dominado por las mismas especies de roble de montaña (Quercus) que dominan los bosques nubosos del sector occidental de la cordillera de Talamanca en Panamá.  Los estratos inferiores pueden ser enmarañados o pueden presentar un aspecto abierto. El sotobosque es denso y muchas de los arbustos y hierbas que crecen en el suelo son técnicamente epífitas que pueden sobrevivir en cualquier estrato de ese ambiente extremadamente húmedo, aunque con cambios drásticos de temperatura, humedad y fuerza del viento de un momento a otro, para los cuales las especies propias de esa vegetación están adaptadas.

Sistema productivo con vegetación leñosa natural / espontánea significativa (10-50%)

Para el caso de los usos del suelo, al igual que ocurre con las clases de vegetación, su distribución y superficie son muy distintas de las que se indican en el MVP.  El sistema productivo con vegetación leñosa natural / espontánea significativa (10-50%) es la clase de uso del suelo menos alterada, y en el área de estudio corresponde a potreros con muchos árboles y arbustos, y a rastrojos.  Ocupa un 1,3% de la superficie total del BPPS, distribuido en numerosos polígonos dispersos, principlamente, a lo largo de las riberas de los ríos y cerca de los caminos más importantes, en las tierras bajas y la faja submontana.

A diferencia de los rastrojos de la vertiente del Pacífico, en la del Caribe los árboles presentes son individuos de especies presentes en el bosque original, como jira (Socratea exorrhiza), jirote (Iriartea deltoidea), guabo (Inga spp.) o palo de buba (Jacaranda copaia), además del árbol característico de las áreas en regeneración, en esta parte del país, el laurel (Cordia alliodora).

Las hierbas dominantes son pastos o especies nativas adaptadas a crecer a sol directo, como las de los géneros Heliconia y Calathea, y de familias como Costaceae y Pteridaceae.  Las lianas y trepadoras también son bastante comunes aunque, generalmente, son de diámetro reducido, aún cuando sean las mismas especies que en los bosques alcanzan diámetros superiores a 2.5cm.

Sistema productivo con vegetación leñosa natural / espontánea significativa (<10%)

Esta clase de uso del suelo abarca la vegetación más alterada y contiene la menor proporción de vegetación natural remanente.  Aquí se incluyen los cultivos y potreros donde se ha eliminado la mayor parte de la cubierta arbórea.  En el BPPS esta clase de uso del suelo se encuentra a lo largo de las riberas de los ríos, principalmente en áreas cubiertas originalmente por bosques de tierras bajas y bosques submontanos, y en menor extensión, por bosques montanos.

Los árboles dispersos, son individuos de los bosques originales o especies típicas de etapas tempranas de sucesión, como mayo (Vochysia hondurensis), laurel, amarillo (Terminalia amazonia), jira o zapatero (Hyeronima sp.).  Los arbustos dispersos, en cambio, pertenecen a grupos muy comunes en áreas abiertas como hinojos o gusanillos (Piper spp.), pintamozo (Vismia sp.) o Miconia sp., o a especies cultivadas como limón (Citrus aurantifolia) y guayaba (Psidium guajava).

Entre las hierbas, el pasto “ratana” (Ischaemum timorense), introducido de Asia, domina los potreros de la zona al estar bien adaptado a la permanente elevada humedad del suelo.  Entre los pastizales de “ratana” también se pueden encontrar varias especies de ciperáceas, leguminosas y otras gramíneas propias de áreas abiertas.  A pesar de que en la zona se cultivan algunos productos para la subsistencia, especialmente arroz y maíz, las grandes zonas sin vegetación natural leñosa se dedican a la ganadería.

Flora

El BPPS es un área protegida que ha sido muy poco estudiada en términos biológicos y por ende florísticamente. Sin embargo, tiene una gran diversidad de especies de fauna y flora representados en la amplia gama de ecosistemas que alberga. Por tener en muchas de sus áreas características climáticas similares a las encontradas en la Reserva Forestal Fortuna y el PILA, se le puede considerar dentro de las áreas de gran importancia para algunas familias de plantas, como las orquídeas.

Algunas publicaciones que aportan información florística del área señalan la presencia de especies maderables de valor comercial, tales como quira (Platymiscium sp.), cedro (Cedrela odorata), bateo (Carapa guianensis), almendro (Dipteryx panamensis) y criollo (Minquartia guianensis (Mou, 2001).  Por otro lado, los estudios realizados por ANCON (1994) señalan la presencia de, al menos, 101 especies en el área de Yorkín.

Durante la evaluación de campo se obtuvieron 630 registros de plantas vasculares distribuidas en 108 familias.  Para el área, en general, las familias de angiospermas más numerosas fueron Fabaceae con 41 especies, Rubiaceae con 31, Orchidaceae con 30, Araceae con 25 y Melastomataceae con 24  especies.  En el grupo de las Pteridófitas y aliados, las familias Tectariaceae con seis especies, Polypodiaceae con cinco especies, y las familias Adiantaceae, Aspleniaceae, Grammitidaceae y Thelypteridaceae con cuatro especies respectivamente, fueron las más representadas entre 17 familias de helechos registradas para toda el área.

De las especies registradas, Annona spraguei, Symphonia globulifera y Zamia skinerii se destacan dentro de ocho especies vulnerables incluidas en las categorías de UICN ya que tiene un valor alimenticio, medicinal y ornamental, respectivamente, y son ampliamente utilizadas en la zona.  Sólo se registró una especie endémica nacional: Ouratea sulcatinervia (Ochnaceae).  Esta especie ha sido registrada en las provincias de Colón y Panamá y en la comarca de San Blas (hoy comarca Kuna Yala), en un rango altitudinal de 100 a 800msnm.

De esta forma, se ha incrementado el número de especies conocidas para el área de 101 especies a 630 registros.  Es importante destacar que entre estos nuevos registros se encuentran especies raras, de distribución restringida o amenazadas.

Al comparar las diferentes clases de vegetación, en el BPOTL submontano se obtuvo la mayor cantidad de registros de plantas, con un total de 103 géneros distribuidos en 58 familias.  Para el BPOTL submontano se encontraron 58 familias de plantas, con un total de 179 registros.  En el BPOTL de tierras bajas se observaron 157 plantas.  Para el BPOTL de tierras bajas bastante intervenido se obtuvieron 147 registros de plantas vasculares, agrupadas en 53 familias.

FUENTE:

ANCON-CEPSA.2004. Plan de Manejo del Bosque Protector de Palo Seco. Autoridad Nacional del Ambiente, Rep. Panamá.

Edición digital para dominio público: Centro de Estudios de Recursos Bióticos, Universidad de Panamá.


Responses

  1. Este reportaje está magnífico. Gracias por tenernos informados de nuestras riquezas biologicas del Bosque Protector de Palo Seco.

    Es increíble lo que quieren hacer en este sitio para destruirlo!

  2. bueno pienso ke esta vien

  3. esta muy bueno lo que informan

  4. esta muy bien q informen pero es bueno q informen mas de la flora de bocas del toro

  5. esta aburrido ni lo lei o le entndi mas resumido

  6. esta muy buena la poagina pero es necesario que se enfoquen de manera especifica en el ecosistema de este bosque

  7. Imteresante pero le falto mas

  8. Estoy interesado en conocer informacion mas actualizada acerca de esta zona. Hace un par de años resido x esta área. Y asi poder hacer las comparaciones de los bosques actuales con los de hac. 10 años. Ha sufrido muchos cambios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: