Posteado por: BPP | julio 24, 2007

Fauna del Bosque Protector de Palo Seco, Bocas del Toro

Fauna terreste y acuática del Bosque Protector de Palo Seco, Bocas del Toro 

Fauna

Mamíferos

De 134 especies de mamíferos registradas para la provincia de Bocas del Toro (se presume que incluye la Comarca Ngöbe-Buglé), unas 81 especies pueden encontrarse en el área de estudio.  Durante los trabajos de campo se registraron 61 especies de mamíferos, lo que representa el 67% de las especies posibles reportadas para el BPPS.  Estas especies se distribuyen en 10 órdenes de mamíferos terrestres que comprenden 19 familias y 50 géneros.

Entre las especies importantes para la conservación se encuentra el tapir (Tapirus bairdii), el puerco de monte (Tayassu pecari), el jaguar (Panthera onca), el puma (Puma concolor), el tigrillo (Leopardus wiedii) y el venado corzo (Mazama americana).

En cuanto a las especies por tipo de vegetación, la clase de vegetación con mayor número de especies de mamíferos fue el BPOTL submontano, con un total de 20 especies registradas.  Le siguen en diversidad los BPOTL de tierras bajas con 17 especies cada uno.  Se observa luego una abrupta declinación en los registros de especies en el BPOTL submontano bastante intervenido, donde no se registraron especies, seguido de un ligreo aumento en el BPOTL montano, sólo para declinar nuevamente en el altimontao y en el sistema productivo con vegetación leñosa (<10%), donde solamente se registró una especie.

Aves

Según Angehr & Jordán (1998) la avifauna de BPPS es muy poco conocida con excepción del área de la carretera del oleoducto entre Fortuna y Chiriquí Grande.  Además, el BPPS forma parte de la zona de amortiguamiento del PILA y juntos mantienen una alta biodiversidad de especies y ecosistemas presentes.

Para el BPPS, se registraron 248 especies de aves, distribuidas en 17 órdenes y 45 familias más un Genera Incertae Sedis.  El orden Passeriformes fue el más representativo con 17 familias más el Genera Incertae Sedis.  Las familias Tyrannidae con 23 especies, Thraupidae con 22, y Trochilidae con 19, fueron las que tuvieron mayor cantidad de especies.

Entre las especies observadas durante los muestreos, tres están ubicadas en Genera Incertae Sedis: cabezón canelo (Pachyramphus cinnamomeus), titira enmascarada (Tityra semifasciata) y schiffornis común (Schiffornis turdinus).  Es decir, que debido a que comparten características con varias familias, estas especies no han sido ubicadas en una familia específica.

De las 248 especies registradas, seis tienen poblaciones locales y migratorias y 16 son migratorias norteñas.  De las seis especies con poblaciones locales y migratorias, una corresponde al mosquero pirata (Legatus leucophaius), el cual migra al sur.  Además, 11 especies están protegidas por leyes panameñas de vida silvestre, entre ellas están el tinamú grande (Tinamus major), la chachalaca cabecigris (Ortalis cinereiceps), la paloma piquicorta (Columba nigrirostris) y la paloma escamosa (Columba speciosa).

En cuanto a las clases de vegetación registradas, se observa que la diversidad fue variable. El BPOTL de tierras bajas bastante intervenido fue la vegetación que presentó la mayor cantidad de especies y de elementos especiales, con un total de 69 especies y 23 elementos especiales.  El BPOTL altimontano fue la vegetación que presentó la menor cantidad de especies; no obstante, más de la mitad de éstas (55%) estaba bajo alguna categoría de conservación.  El BPOTL submontano intervenido y el BPOTL montano presentaron la misma cantidad de especies.

Reptiles y Anfibios

Para el BPPS se han reportado 72 especies de reptiles, incluidas en 21 familias y 51 géneros.  La mayor parte de los reptiles reportados para esta área protegida pertenece a la familia de culebras no venenosas Colubridae, con más de un 52% de las especies (38 especies), seguido por la familia de lagartijas Polychrotidae con un 15% (11 especies).  Por otro lado, entre los anfibios se han identificado 47 especies, incluidos en el orden Anura y Caudata, distribuidos a su vez en ocho familias y 21 géneros.  En el caso de los anfibios, la familia con mayor representatividad entre las descritas para esta área protegida fue la familia Leptodactilidae, seguida por las familia Hylidae.  

Durante los trabajos de campo  se registraron 35 especies de reptiles, distribuidos en dos órdenes, nueve familias y 27 géneros.  El muestreo de campo permitió confirmar la presencia de 21 especias consideradas durante la revisión literaria, además de incrementar el número de especies identificadas en el bosque protector en 14 especies que no habían sido reportadas anteriormente. Entre los anfibios, el trabajo de campo registró 22 especies distribuidas en un orden, cinco familias y 12 géneros, además de ocho especies identificadas por entrevista.  De las especies identificadas en la literatura consultada, 18 fueron confirmadas y 10 especies más se han incorporado a la diversidad de anfibios del BPPS.

Al comparar la riqueza de especies registradas por clase de vegetación, se observa que los reptiles presentan mayor diversidad en el BPOTL de tierras bajas, seguido por BPOTL de tierras bajas bastante intervenido. En el caso del BPOTL submontano y el BPOTL submontano bastante intervenido, ambos presentan similar diversidad.  El valor de riqueza de especies más bajo, en cuanto a reptiles, estuvo constituido por el sistema productivo con vegetación leñosa con solo dos especies y el BPOTL altimontano, en el cual no se registraron reptiles. Por su parte, la mayor diversidad de anfibios se registró en BPOTL de tierras bajas bastante intervenido, seguido del BPOTL de tierras bajas, y las vegetaciones menos diversas fueron el sistema productivo con vegetación leñosa menor de 10% y el BPOTL submontano bastante intervenido.

Fauna Acuática

El área de estudio se enmarca ictio-geográficamente dentro de la provincia de San Juan; Bocas del Toro es la única región de Panamá que se encuentra en esta provincia biogeográfica, por lo que es una zona exclusiva dentro de la ictiofauna panameña, caracterizada por el endemismo que hay dentro de ella.  Del potencial de pesca de los ríos de la región y las especies de peces que los habitan se sabe muy poco, ya que no se han realizado evaluaciones al respecto. Durante la EER realizada en el área se reportaron 28 especies.

El análisis comparativo del número de especies entre los principales ríos y quebradas del área de estudio indica que las especies tienden a distribuirse en mayor proporción en los ríos Teribe (17 spp.), Peje Bobo (13), Boca Chica y Robalo (16), Uyama (11), Guabo (8), Romero y Changuinola (7) y  La Gloria (2).  Los resultados indican que  la mayor diversidad de especies se encontró en los ríos Teribe, Róbalo y Boca Chica.

Bentos

Insectos acuáticos

Los insectos acuáticos son el principal componente de las comunidades de macroinvertebrados bentónicos en las corrientes de aguas continentales (Barton, 1977; Usinger, 1974). La información secundaria recabada en este estudio indica que para las áreas de influencia del BPPS reportó un total de nueve órdenes, 34 familias, dos subfamilias, 44 géneros y 1 especie de insectos acuáticos.

En cuanto a los órdenes de insectos acuáticos registrados se indica que el orden Ephemeroptera es el más abundante representando el 25.5% de los órdenes registrados, Coleoptera con 19.5%, Trichoptera con 18.5%, Hemiptera con 17.2%, Diptera con 6.7%, Plecoptera con 5.0%, Neuroptera con 3.5%, Odonata con 3.4% y Lepidoptera con 0.5% de los órdenes registrados.

Crustáceos y moluscos

La información revisada para las áreas aledañas al BPPS reporta dos órdenes, tres familias y 12 especies de crustáceos, y cuatro órdenes, cuatro familias y cuatro especies de  moluscos.  Durante los muestreos de campo, para el área de estudio se identificaron cuatro especies y dos géneros de crustáceos; para los moluscos se reportó una especie y un género.  Los resultados indican que  la mayor distribución de las especies  se encontró en los ríos La Gloria, Boca Chica y Robalo y, en menor cantidad, en los ríos Romero, Peje Bobo, Uyama y Changuinola.

Caracterización del endemismo y especies de distribución restringida

El término endemismo se refiere a aquellos organismos que están restringidos a un sitio en particular.  Este endemismo puede ser nacional, cuando la distribución del organismo se restringe a un país, o regional, cuando el organismo traspasa limites políticos de países, pero permanece restringido a una región determinada. La situación del endemismo para el BPPS se presenta para cada uno de los grupos estudiados.

Flora

Bocas del Toro, en general, se caracteriza por tener una amplia representación de plantas endémicas.  Sin embargo, durante los trabajos de campo dentro de BPPS sólo se registró una especie endémica Ouratea sulcatinervia (Ochnaceae) en el BPOTL de tierras bajas en el área de Teribe-Syeykin.  Esta planta se ha observado, principalmente, en el Caribe de Panamá, en la provincia de Colón, en área del canal y ahora para Bocas del Toro. Además, para el BPPS se registraron siete especies de flora con rango de distribución global restringido (G1/G2) y 25 con rango de distribución nacional restringido (N1/N2).

Fauna Terrestre

Mamíferos

En el BPPS se encuentra una especie con rangos de distribución nacional restringida N1: olingo (Bassaricyon gabbii).  Entre las especies con rangos de distribución nacional restringida N2 sólo se registró una especie, el gato negro o tayra (Eira barbara).  En el país existen pocas especies endémicas de mamíferos.  Durante los muestreos de campo no se registró la presencia de ninguna especie endémica para Panamá.  Sin embargo, la revisión literaria permitió confirmar la presencia de dos especies de mamíferos endémicas nacionales que se han reportado para el área del BPPS:  la zorra ratón (Marmosops invictus) y la musaraña Cryptotis endersi.

Aves

Las tierras altas occidentales de Panamá, junto con las tierras altas de Costa Rica, forman un área de endemismo regional importante para las aves. Durante los muestreos de campo se registraron 14 especies endémicas a las tierras altas occidentales de Panamá, entre las cuales están el periquito frentirrojo (Touit costaricensis) y el autillo serranero (Otus clarkii). Así mismo, la costa caribeña del país forma un área de endemismo de tierras bajas importante, que se extiende desde Guatemala hasta Panamá. Durante los muestreos de campo se encontró tres de las once especies registradas para Panamá. Entre éstas cabe mencionar a la tángara lomiazufrada (Heterospingus rubrifrons).

Por otro lado, se registraron en el BPPS dos especies que tienen rango N1: el trepatroncos alicastaño (Dendrocincla anabatina) y el trogón de baird (Trogon bairdii).  Además, 15 especies tienen rango N2, entre ellas el picoguadaña piquipardo (Campylorhamphus pusillus) y el saltarín cuelliblanco (Manacus candei).

Reptiles y Anfibios

El endemismo es muy común entre los reptiles y anfibios de Panamá; más de la mitad (53%) de las especies de reptiles y anfibios es endémica nacional o regional.  Durante el muestreo de campo se registraron seis especies de reptiles y 21 especies de anfibios endémicos regionales.  De éstos, tres especies de reptiles (e.g., Lepidoblepharis sanctemartae, Anolis oxylophus) y cuatro anfibios (e.g., Hyalinobatrachium vireivitatum) constituyen registros nuevos para esta AP. En cuanto al endemismo regional, para el BPPS se registran 28 especies de reptiles, tales como la lagartija Leposoma southi, la culebra venenosa Atropides picadoi y el meracho Basiliscus plumifrons.

Se identificaron 37 especies de anfibios endémicos regionales en el BPPS.  Esto incluye especies como Eleutherodactylus gaigeae y E. Vocator, rana arlequín Atelopus varius y la rana verdadera Rana warszewitschii.

Fauna Acuática

En cuanto a los peces, se puede mencionar al Archocentrus nanoluteus como una especie endémica nacional, que ha sido recién descrita y habita en algunos de los ríos dentro del área protegida, como el Peje Bobo y el Changuinola. Se puede mencionar igualmente al tití (Sicydium altum) como una especie endémica regional.

No se encontró ninguna especie de insecto acuático que estuviera dentro de las categorías de especies en peligro de extinción, pero se sabe que sus hábitats puede ser fácilmente afectados; estudios realizados han comprobado que la sedimentación es el peor de los contaminantes, ya que afecta directamente las comunidades de insectos acuáticos destruyéndoles su hábitat, lo que coloca a algunos grupos, como ephemerópteros, coleópteros y dípteros como indicadores de la calidad biológica de los cuerpos de agua.

About these ads

Responses

  1. ne

  2. no se?

  3. Gracias esto era para una tarea

  4. Gracias esto era para una tarea

  5. por monik
    estuvo fenomenal.

  6. porfavor me pueden decir ecsactamente la fauna de bos del toro

  7. osos, caballos,monos,ardillas,gatos de montes, armadillo,manatíes,conejos,tigrillos,tapires,perdicesserranas,quetzales,guacamayas verdes,tortugas mulatay carey, iguanas; entre otas.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: