Posteado por: BPP | julio 2, 2007

Reptiles y anfibios de los páramos del Cerro Fabrega-Itamut

HERPETOFAUNA DE LOS PÁRAMOS DE CERRO FÁBREGA-ITAMUT

Lic. Eric Núñez

Áreas Protegidas y Vida Silvestre – Autoridad Nacional del Ambiente

INTRODUCCIÓN

En general, la diversidad de especies para la mayoría de grupos de organismos es considerablemente reducida en los ecosistemas de páramo, en comparación con los bosques montanos que los rodean. Sin embargo, dada las características muy particulares de la mayoría de los páramos, es en ellos en donde los fenómenos más complejos de especiación y endemismo han tenido lugar (Luteyn 2005).

En los ecosistemas de páramos se encuentra asociada un tipo de fauna especialista, que ha logrado desarrollar diversas adaptaciones morfológicas, fisiológicas y de comportamiento que le han permitido ajustarse a las extremas condiciones de temperatura, humedad, radiación, precipitación y el viento. Dentro de esta fauna se encuentran los anfibios y reptiles, que aunque son vertebrados ectotermos, limitados en su distribución por las bajas temperaturas, algunas especies se han podido especializar en ocupar los páramos de América Central. En Costa Rica solo tres especies, un anfibio y dos reptiles, se consideran como habitantes verdaderos de los páramos. Tanto los anfibios como los reptiles de los ambientes montanos de Panamá han sido muy poco estudiados (Samudio 2001).

Hasta donde se conoce este inventario constituye el segundo esfuerzo nacional por conocer la herpetofauna del páramo de Cerro Fábrega. Durante el año 2003 se había realizado un muestreo, aunque este no fue tan intenso como el actual; registrándose en aquella ocasión una sola especie, una lagartija (Mesaspis monticola).

MÉTODO

El método empleado para evaluar la herpetofauna asociada al tipo de vegetación de páramo presente en Cerro Fábrega, consistió en la búsqueda generalizada (=búsqueda directa no restringida) efectuando recorridos durante el día y la noche, buscando en todos los lugares posibles (microhabitat). La evaluación fue realizada por 2 personas del 19 al 22 de agosto de 2006, sumando un esfuerzo de muestreo total de aproximadamente 60 horas/hombre, del cual cerca del 70% corresponde a búsquedas diurnas.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Dentro de los grupos de organismos evaluados, el de la herpetofauna es el que mostró menor diversidad, observándose el mismo patrón de los páramos de Costa Rica (Kappelle y Savage 2005). Por lo contrario Panamá difiere del patrón de Suramérica, en donde existen mas especies tanto de anfibios como de reptiles asociadas a estos ecosistemas ( Lynch y Suarez 2002); sin embargo habría que considerar otros aspectos fuera del alcance de este estudio para entender estas diferencias biogeográficas.

Los gradientes generales de diversidad indican que existe una relación equivalente o paralela entre la diversidad y la altitud, lo cual podría explicar las pocas especies de este grupo en Cerro Fábrega. A demás podría considerarse otro factor que quizás haya tenido algún efecto sobre los anfibios, específicamente la enfermedad quitridomicosis. Esta enfermedad es causada por un hongo y es responsable de la declinación de las poblaciones de estos organismos, principalmente en las tierras altas occidentales del país, en donde fueron una de las primeras áreas en ser afectadas. Esta incertidumbre se agrava sobre todo si no existe información previa sobre los anfibios de esta área.

Como resultado del esfuerzo de muestreo, solamente se registraron dos especies de herpetofauna para el páramo de Cerro de Fabrega, una salamandra (Bolitoglossa pesrubra) y una lagartija (Mesaspis monticola). Sin embargo, al hacer una revisión de la literatura, por ejemplo en la publicación del 2005 “Páramos de Costa Rica”, Kappelle y Savage solo reportan tres especies de anfibios y reptiles asociadas a este tipo de vegetación; dos (Mesaspis monticola y Bolitoglossa pesrubra) de las cuales son las mismas registradas en Fábrega.

La otra especie de reptil registrada en los páramos de Costa Rica y que no se logró detectar en Fábrega, es la lagartija verde con espinas (Sceloporus malachiticus); sin embargo dicha especie ya ha sido reportada en algunas áreas de la provincia de Chiriquí, como Volcán, Cerro Punta y Boquete. Köhler (2003) en su libro “Reptiles de Centroamérica”, menciona que esta especie se encuentra a altas elevaciones como la de Cerro Fábrega. Este autor además reporta que esta lagartija cambia su comportamiento debido a las extremas condiciones climáticas, siendo activa solamente en momentos soleados; lo cual podría explicar por que no fue registrada, tomando en cuenta que durante los días de muestreo, fueron muy escasos los instantes soleados.

Clase: Reptilia – Orden: Squamata – Suborden: Sauria – Familia: Anguidae

Mesaspis monticola: esta lagartija es una de las dos especies del genero Mesaspis que existen en Centroamérica. Dicha especie solo ha sido registrada en algunas áreas de montaña de Costa Rica y en el Oeste de Panamá, específicamente en las laderas del Volcán Barú, sobre los 1 800 msnm.

En el páramo de Cerro Fábrega, esta lagartija se observo en el suelo, moviéndose entre la vegetación de tipo achaparrada dominada principalmente por bambú (Chusquea) y el musgo (Sphagnum) de las turberas; mostrando mayor actividad durante las horas soleadas del día.

Esta especie presenta dimorfismo sexual, mostrando diferencias notables en los patrones de coloración entre el macho y la hembra, por lo que se logró colectar individuos de ambos sexos.

De acuerdo a la frecuencia de registros, se podría catalogar como una especie común, que se puede encontrar buscando en el hábitat y momentos apropiados; en comparación con otro sitios en donde son muy poco frecuentes los registros. Basados en este estudio es posible que el páramo de Cerro Fábrega, constituya el hábitat menos intervenido y por lo tanto el que mantiene la población más saludable de Mesaspis monticola, en Panamá.

Clase: Amphibia – Orden: Caudata – Familia: Plethodontidae

Bolitoglossa pesrubra: esta es una especie de salamandra que aun se encuentra en el proceso de revisión de su estado taxonómico. Sin embargo todo parece indicar que esta salamandra representa una nueva especie para la herpetofauna de Panamá.

Durante los recorridos diurnos a esta salamandra se le pudo observar en el suelo, asociada a microhabitats muy húmedos, debajo de troncos y rocas específicamente; no fue posible encontrarla activa durante la noche. En términos de la abundancia, es una especie que podría catalogarse preliminarmente como rara en el páramo de Cerro Fábrega; considerando que durante la búsqueda se revisaron muchos sitios en donde se esperaría ubicarla, sin embargo sólo se obtuvieron dos registros.

Créditos:

Samudio, R. y J. L. Pino (Editores). 2006. Evaluación biológica del ecosistema de páramo de Panamá: Cerros Fábrega – Itamut. ANAM-SOMASPA-TNC. 54 pp. + Anexos y mapas.

Edición digital para dominio público: Centro de Estudios de Recursos Bióticos, Universidad de Panamá.


Responses

  1. hola ps amito como etsa os

  2. buen articulo..tu eres de gualaca…soy miguel..no se si mte acuerdas..estuve en biologia contigo en la unachi….soy graduado de biologia tambien…hasta luego….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: